Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
María Jesús Montero, ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, anuncia la moratoria a pymes y autónomos / EP

El Gobierno concede una moratoria fiscal a pymes y autónomos por 5.300 M

La medida afecta a los colectivos más golpeados por la crisis del coronavirus

2 min

Alivio para autónomos y pymes. El Consejo de Ministros ha aprobado una moratoria para el pago de impuestos como el IVA y Sociedades en el caso de estos colectivos con vistas a proporcionarles liquidez en el entorno de la crisis del coronavirus. El impacto de estas medidas estimado por el Gobierno asciende a 3.558 millones de euros. 

Como ya había anunciado el Ministerio de Hacienda, el plazo para el pago de las cuotas correspondientes al primer trimestre, que vencía originalmente el próximo lunes, se extenderá un mes más, hasta el 20 de mayo.

Críticas de las patronales

El Gobierno ha aprobado un real decreto por el que se establece la ampliación del plazo de la presentación y pagos de declaraciones trimestrales de impuestos (IVA, IRPF y fraccionamientos de Sociedades) para los 3,4 millones de autónomos y pymes con una facturación inferior a 600.000 euros, el 95% del total.

La medida responde a una de las reivindicaciones del colectivo de los autónomos que, no obstante, consideran que llega tarde, toda vez que su pretensión era que el plazo pudiera extenderse hasta el 20 de julio. En su opinión, un mes de demora es un periodo demasiado corto, toda vez que la vuelta a la actividad de muchos de ellos (y por consiguiente el retorno de los ingresos) llegará más tarde.

Moratoria anterior

De igual forma, Montero ha indicado que las nuevas medidas de prolongación de los plazos se suman a la moratoria de seis meses, los tres primeros sin intereses, aprobada a mediados de marzo para el aplazamiento de hasta 30.000 euros en impuestos de autónomos y pymes con una facturación de hasta seis millones de euros.

Según Montero, el 99,8% de autónomos y el 94% de pymes se encuentran en esta situación y la "inmensa mayoría" pueden optar por aplazar toda la deuda tributaria sin pagar intereses los tres primeros meses.