Menú Buscar
Terrenos donde se elevará el CRT, el nuevo nombre de BCN World / CG

El Gobierno catalán abre la licitación de BCN World

Los opositores anuncian que explorarán una "vía legal" para parar el parque recreativo y de turismo de Tarragona

27.12.2016 11:57 h.
3 min

El Gobierno catalán ha abierto el martes la licitación para conseguir una licencia de casino en BCN World. La Consejería de Economía, que comanda Oriol Junqueras, ha lanzado el concurso público para optar a hasta cuatro licencias para operar un centro de juego en el parque recreativo que se construirá en Salou (Tarragona). El movimiento, que se anticipa unas horas a la aprobación del plan urbanístico, ha sublevado a los opositores, que han anunciado que explorarán una "vía legal" para parar la obra.

El concurso establece un plazo de tres meses para que los operadores presenten su plan de negocio para optar a hasta cuatro autorizaciones para construir casinos en el Centro Recreativo y Turístico (CRT) de Vila-seca i Salou, la nueva denominación de BCN World.

La cuenta atrás arrancará cuando la comisión de política territorial de Cataluña apruebe de forma definitiva el plan director urbanístico que dará forma a la intervención. Ello ocurrirá el jueves. Antes, los planes pasarán el corte de la comisión territorial de urbanismo de Tarragona (martes) y del consorcio del CRT (miércoles).

"Exploraremos la vía legal"

Preguntados sobre el paso dado por el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras (ERC), los opositores al proyecto han mostrado su malestar. "Esperaremos a cerciorarnos de que el PDI incluye alguna de las alegaciones presentadas. Hasta el momento, no hemos recibido respuesta alguna", ha señalado Joan Pons, de Aturem BCN World. 

"Si el plan urbanístico se tramita en su forma actual --ha continuado el activista-- exploraremos varias vías para parar el proyecto. Incluyendo la presentación de un recurso contencioso administrativo".

Proyecto 'gafado'

Cabe recordar el CRT o BCN World es un proyecto de desarrollo turístico proyectado para la zona de Tarragona que presenta una historia trufada de despropósitos. El promotor que había cerrado la Generalitat para acometer el proyecto, Veremonte, lo abandonó en junio de 2015 tras dos años buscando financiación.

La espantada del grupo de Enrique Bañuelos dejó a tres operadores interesados en operar casinos en el parque. Son Melco, Grupo Peralada y Hard Rock.

Las firmas interesadas invertirán en un proyecto muy rebajado respecto al que se presentó en 2013. La superficie total se ha reducido de las más de 600 hectáreas a poco más de cien. El área dedicada a los casinos es equivalente al 4% del total.