Menú Buscar
Varias máquinas tragaperras en un local de juego y apuestas / EP

El Gobierno calza en el decreto ley a las casas de apuestas y prohíbe su publicidad

El Ejecutivo ya había endurecido la publicidad de este sector antes de la crisis sanitaria

4 min

Casi ha pasado desapercibida la nueva medida que el Gobierno ha aprobado este martes contra las casas de apuestas. En el documento de casi 83 páginas, el Ejecutivo ha puesto toda la carne en el asador para paliar el desastre económico que ha dejado el coronavirus y ha propuesto medidas para favorecer a inquilinos y a autónomos.

Pablo Iglesias durante la rueda de prensa / CG

Pero en el artículo 37,el Ejecutivo ha dado una estocada a las casas de apuestas, que ya había sufrido restricciones antes de que apareciese el Covid-19 en nuestras vidas. Concretamente, este punto hace referencia a “medidas de restricción a las comunicaciones comerciales de las entidades que realicen una actividad de juego”.

En el artículo se impone el fin de la publicidad de cualquier actividad de juego de manera directa o indirectamente en cualquier medio y soporte hasta que se levante el estado de alarma.

Una pequeña franja

“Se prohíben las comunicaciones comerciales que, de forma implícita o expresa, hagan referencia a la situación de excepcionalidad que deriva de la enfermedad Covid-19 o interpelen al consumo de actividades de juego en este contexto”, se lee en el documento presentado este martes.

Así, las compañías dedicadas al juego no podrán promocionar captación de nuevos clientes o fidelización de clientes que recojan “cuantías económicas, bonos, bonificaciones, descuentos, regalos de apuestas o partidas, multiplicadores de cuotas o premios o cualquier otro mecanismo similar”.

Las casas de apuestas, por tanto, no podrán comprar espacios para spots salvo la franja horaria comprendida entre la una y las cinco de la mañana.


La patronal se queja

Tras conocer las medidas de restricción de la publicidad anunciadas, la patronal JDigital consideran que "imponer más límites a la publicidad del juego online representa, de nuevo, un duro golpe a un sector que ya está sufriendo de forma notable los efectos de la crisis del coronavirus".

En las últimas semanas,los ingresos de los operadores de juego online han caído notablemente como consecuencia de la cancelación de prácticamente todas las competiciones deportivas a nivel internacional, ya que las apuestas deportivas representan más del 50% del volumen de negocio del juego online en nuestro país. "Esta fulminante caída en los ingresos se suma a la contracción que ya venía experimentando el sector en los últimos meses, a la espera de los últimos datos oficiales de la DGOJ. Concretamente, se generó un 3,23% menos de GGR (Gross Gaming Revenue) que el tercer trimestre de 2019, según el último informe trimestral del Mercado del Juego Online de la DGOJ", matizan.

En este sentido, "una mayor restricción de la publicidad del juego online no solo empeorará la situación en nuestra industria, sino que también tendrá grandes afectaciones en los ingresos de los medios de comunicación, que se encuentran a su vez en situación límite por el desplome en la inversión de los anunciantes y están pidiendo ayudas al Ejecutivo", argumentan.