Menú Buscar
Camiones en la AP-7

El Gobierno garantiza que la AP-7 entre Tarragona y Alicante será gratuita en 2020

Este sábado empieza la gratuidad de la AP-1 entre Burgos y Armiñón al no prorrogarse su concesión

01.12.2018 10:46 h.
4 min

La autopista AP-7 será una carretera libre de peaje entre Tarragona y Alicante partir del 1 de enero de 2020, y su conservación irá a cargo de la dirección territorial de carreteras. Así lo ha asegurado el secretario general de Infraestructuras del ministerio de Fomento, Javier Izquierdo, confirmando los planes del Gobierno sobre esta vía una vez termine su concesión el 31 de diciembre de 2019. 

Izquierdo ha hecho este anuncio tras recordar que a partir de este sábado pasa a ser gratuita la AP-1, entre Burgos y Armiñón, la primera autopista del país que finaliza una concesión y que no va a ser prorrogada, tras 40 años de peaje en este caso. "Este Gobierno no va a prorrogar las concesiones que vayan venciendo, ni las va a 'relicitar'", ha explicado.

El nuevo escenario "sin peajes" en el citado tramo de la AP-7 lleva a la realización de nuevos estudios que permitan "definir con más detalle" las soluciones, ha añadido, y ha informado de que concluirán en un protocolo para determinar las actuaciones y programación de las obras, que realizará una comisión técnica. Esa comisión, ha anunciado, priorizará una solución a las conexiones de la Safor, entre Gandia y Oliva. El Ministerio de Fomento tiene previsto licitar el próximo año las obras del nuevo proyecto de acceso sur a Oliva.

16 millones de euros

Por otra parte, Izquierdo ha señalado que una vez la autopista quede libre de peaje, su conservación será asumida por Fomento, que ya está redactando los pliegos de condiciones, y que supondrá un importe de 16 millones de euros, de los que 12 millones corresponderán al tramo que discurre por la Comunidad Valenciana.

El secretario general de Infraestructuras también ha avanzado las actuaciones previstas para la ampliación de la autovía V-21, que contempla un tercer carril para el transporte público en autobús y los vehículos de alta ocupación (VAO), en respuesta a la demanda de la Generalitat valenciana y de los ayuntamientos afectados.

Otras concesiones

El Gobierno, a través del ministro de Fomento José Luis Ábalos, ya había dejado claro en varias ocasiones que su deseo es que este sea el camino a seguir en el resto de vías de pago cuando acaben sus concesiones, como es el caso, además de la AP-1 y la AP-7, de la AP-2 y de la AP-4. El ministro, sin embargo, también ha reconocido que no se pueden mantener todas, razón por la cual está debatiendo nuevos modelos de recaudación para pagarlas.

El 31 de agosto de 2021 terminará el plazo de concesión de la AP-2 entre Zaragoza y la AP-7, y el de la AP-7 entre Tarragona y La Jonquera y Montmeló y El Papiol. Estos tramos añaden 479 kilómetros de autopistas, aunque la decisión sobre mantener o no estos peajes dependerá del nuevo Gobierno que se forme tras las elecciones generales. 

Uno de los principales perjudicados por estas medidas es la multinacional Atlantia y Florentino Pérez, ya que con estas medidas perderán su principal vía de ingresos concesionales en España, si bien en los últimos años sus negocios se han diversificado en otros países como Francia, donde las concesiones son más estables. Con la fusión con Atlantia y la creación de la nueva Abertis también se ha reducido su dependencia del negocio nacional.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información