Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Nadia Calviño, vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos / EP

El Gobierno ampliará la carencia de los préstamos ligados a los avales del ICO

La ministra Nadia Calviño recuerda que “nos quedan meses muy díficiles por delante” y considera fundamental el control sanitario de los rebrotes para la recuperación económica

5 min

El Consejo de Ministros aprobará en breve una extensión en el periodo de carencia de los préstamos ligados a los avales del ICO que puso en marcha al inicio de la pandemia y que, hasta ahora, está fijado en 12 meses.

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha anunciado la medida este sábado durante la clausura del XXV Encuentro de Economía de S'Agaró, que se ha celebrado estos días en Barcelona.

Petición de la banca

Desde hace semanas, las entidades financieras está haciendo hincapié en la conveniencia de alargar este plazo debido a la incidencia que están teniendo los rebrotes del coronavirus en la economía, que dificultarán aun más el pago de los préstamos a partir de la próxima primavera, cuando empezarán a vencer los periodos de carencia.

Calviño no ha especificado si la medida será aprobada en el próximo Consejo de Ministros, que se celebrará el martes, pero sí que irá acompañada de otras para apoyar a los sectores que están siendo mas golpeados por la crisis, como es el caso de la hostelería y el turismo. "Nos quedan meses muy difíciles por delante", ha admitido.

Acuerdo con Bruselas

La titular de Asuntos Económicos tampoco se ha referido a cuál será el nuevo plazo, aunque todo parece indicar que los receptores de los créditos dispondrán de un año adicional para evitar el pago de los intereses.

Calviño sí ha recalcado que la decisión del Ejecutivo llega tras el acuerdo alcanzado con las entidades financieras y también con la Comisión Europea.

Preocupación por la morosidad

Los bancos ya señalaron en las últimas semanas, durante la presentación de sus resultados trimestrales, que estaban en conversaciones con el Ejecutivo para abordar esta posibilidad. Las entidades prevén un incremento de la morosidad el próximo año, parte del cual está precisamente relacionado con el fin del periodo de carencia de estos préstamos, que han permitido la movilización de 107.000 millones de euros.

La proliferación de los rebrotes de Covid-19 a partir del verano ha hecho que las Administraciones hayan tenido que tomar nuevas medidas restrictivas de la actividad económica para frenar los contagios, lo que ha hecho que empeoren las previsiones económicas y ha complicado aún más el futuro para pymes y autónomos, que han sido los que han acudido masivamente a solicitar los créditos.

Controlar la pandemia

“Ahora tenemos que estar muy pendientes de la solvencia, para evitar que caigan empresas que sean viables”, ha señalado Calviño para justificar la decisión del Ejecutivo.

La vicepresidenta tercera también ha hecho hincapié en su intervención en que la recuperación económica dependerá a corto plazo de que España sea capaz de controlar la pandemia desde el punto de vista sanitario. En este sentido, se mostró prudente a la hora de valorar el impacto en las previsiones de las noticias sobre los avances en las vacunas contra el Covid-19 que se han conocido en los últimos días.

Evitar que la deuda sea estructural

“Todavía hay mucha incertidumbre, lo que dificulta los pronósticos. No sabemos cuándo llegará finalmente el tratamiento o la vacuna. Por eso, en lo que debemos centrarnos es en controlar los rebrotes y trabajar en las reformas y las transformaciones que necesita el país”.

Calviño también ha admitido que las medidas para paliar la crisis tienen como consecuencia un notable incremento de la deuda pública “que van a tener que pagar las generaciones venideras”, por lo que ha recalcado la importancia de gestionar de forma adecuada los recursos ya que, de lo contrario, esa elevada deuda se convertirá en un daño estructural de la economía española”.

Destacadas en Crónica Business