Menú Buscar
Imagen de un 'rider' o repartidor de Glovo en la calle / CG

El nuevo plan de Glovo noquea a los repartidores

La empresa recorta la puntuación a los 'riders' para colocar a más personal autónomo, negándoles repartos e ingresos con la plataforma

17.07.2019 00:00 h.
4 min

El nuevo plan de crecimiento de Glovo ha noqueado a los repartidores. La compañía ha recortado la puntuación de los riders que trabajan para la plataforma con el fin de colocar a más personal autónomo de 40 ciudades de toda España. El efecto es que la plantilla ha perdido excelencia y, por ende, capacidad de coger y entregar pedidos y ganar dinero.

Glovo anunció ayer que abre "su plataforma a establecimientos con repartidores propios en más de 40 ciudades españolas en las que no opera con sus riders, como Cádiz, Huelva, Lugo, Pontevedra y Segovia". Lo hará la empresa fundada por Oscar Pierre y Sacha Michaud con el objetivo de que los ciudadanos "se puedan beneficiar de pedir a cualquier restaurante de su ciudad". La red de establecimientos asociados, un proyecto que la tecnológica inició a principios de 2019, no opera como el reparto convencional a través de la app, destacó la tecnológica. El cliente, cuando acceda a la misma, recibirá una notificación de que el pedido lo entregará directamente el comercio asociado. Asimismo, se notificará el periodo estimado de entrega.

"Bajan la excelencia para meter a más gente"

La hoja de ruta de expansión anunciada por Glovo es un salto hacia adelante, pero esconde una arista que la empresa no contó. "Han bajado la excelencia a los repartidores para poder meter a más gente en la aplicación", denunció personal de la plataforma a este medio. ¿Qué significa ello? "Recortan los parámetros que te exigen para tener una puntuación de cien y poder repartir a todas horas", agregó uno de los riders desde el anonimato.

La misma fuente lamentó que este paso supone "un abuso en toda regla", ya que la puntuación de los repartidores o índice de excelencia es producto del trabajo de éstos que, cabe recordar, no forman parte de la plantilla de Glovo, sino que operan como autónomos. Una situación que la Inspección de Trabajo ha denunciado en varias regiones. Las actas del fiscalizador laboral han mutado ahora en una ristra de procesos judiciales para establecer si hay "laboralidad" entre repartidores y la empresa.

Peligran los acuerdos

El acuerdo anunciado ayer por Glovo esconde otra ángulo noticioso que la start up prefirió no tratar. La intermediaria de reparto se enfrenta a la severa presión de competidores como Just Eat y Uber Eats, hasta el punto de que su cuota de mercado en este segmento está peligrando. Fuentes internas no oficiales de la empresa han alertado de que peligran acuerdos de exclusividad como Papa John's y McDonald's.

De hecho, esta última cadena de comida rápida ya dio un portazo parcial a Glovo en 2018 al romper el acuerdo bilateral exclusivo que mantenía con la empresa de Pierre y Michaud, tal y como avanzó El Español. A este paso le podría seguir otro mucho más drástico, según han señalado fuentes del sector, lo que explicaría la diversificación que ha empezado la firma.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información