Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Oscar Pierre, confundador de Glovo / EP

Glovo "solo" pierde 51 millones de euros en un contexto de Covid

La startup barcelonesa de reparto a domicilio duplica sus ingresos en 2020, pero sigue encallada en los números rojos

3 min

Glovo se anotó 51,4 millones de euros en pérdidas en las cuentas consolidadas de 2020, pese a la evolución positiva de su facturación en el mismo ejercicio. Aunque el sector de entregas a domicilio experimentó un importante impulso debido a la pandemia del Covid-19, la startup barcelonesa dirigida por Oscar Pierre no supera los números rojos.

Desde su fundación en 2015, el grupo jamás ha obtenido beneficios. En 2019, las pérdidas ascendieron a 238,5 millones, mientras que en 2018 fueron de 90,4 millones. Sin embargo, en el ejercicio marcado por la crisis sanitaria logró recortar el 80% de sus pérdidas gracias al auge del comercio electrónico y a la expansión internacional de la empresa.

Duplica la facturación

Glovo ha precisado que los datos de 2020 contemplan la venta del negocio en América Latina a Delivery Hero, por el cual la empresa emergente obtuvo 230 millones de euros del gigante alemán. En el mismo ejercicio, también lanzó el servicio quick commerce, una nueva unidad de negocio con supermercados propios para repartir pedidos de productos con alta rotación --actualmente, la privada está negociando mejoras laborales en este segmento debido a las movilizaciones del personal--.

Pese a las pérdidas, la startup logró elevar sus ingresos hasta los 360 millones de euros, el doble respecto a los 182 millones registrados el año pasado. Por otro lado, los activos alcanzaron los 390 millones de euros, frente a los 192 millones del periodo anterior.

Efectos de la ley 'rider'

El grupo ha asegurado que estas cifras mejoran considerablemente los márgenes operacionales, que registran un resultado positivo a nivel global desde mediados de 2020. Además, la startup sostiene que ya ha obtenido un ebitda positivo (resultado bruto de explotación) en mercados como España e Italia. Actualmente, Glovo opera en más de 870 ciudades de 23 países del mundo, 400 de ellas en España, y emplea alrededor de 2.657 personas.

En la presentación de los resultados, la compañía no ha hecho ningún comentario sobre los efectos que la nueva ley rider tendrá sobre su negocio en España. Mientras los sindicatos reclaman la internalización de todos los repartidores, Glovo se ha comprometido a dar de alta en la Seguridad Social solo a 2.000 --aproximadamente el 20% de su flota--. La nueva normativa ya se ha cobrado bajas: Deliveroo ha anunciado que planteará un expediente de regulación de empleo (ERE) para toda su plantilla y cesará su actividad en el país.