Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Repartidores de Glovo / EP

Glovo encaja la mayor inspección contra los falsos autónomos de la historia

Inspección de Trabajo sanciona a la 'startup' con una multa de dos millones de euros que podría llegar a los 100 milllones

3 min

Nuevo varapalo de Inspección de Trabajo contra Glovo. El organismo dependiente del Ministerio de Trabajo ha impuesto una sanción de 2,06 millones de euros a la startup de reparto a domicilio por emplear a 351 falsos autónomos --los riders-- en Girona, Tarragona y Lleida.

Según ha avanzado El Periódico, la compañía se enfrenta a la mayor inspección contra los falsos autónomos de la historia en España con una multa que podría llegar a alcanzar los 100 millones de euros.

Reiterado incumplimiento

Inspección, que lleva años siguiendo de cerca a Glovo, ya había actuado previamente sobre su modelo laboral mediante la emisión de requerimientos, exigiendo a la compañía fundada por Óscar Pierre que pagara lo que se había ahorrado empleando a sus repartidores como falsos autónomos y no como asalariados.

Ahora, el organismo suma a esos requerimientos las multas por reiterado incumplimiento, lo que hará que la factura final sea mucho más abultada. De acuerdo con la información a la que ha tenido acceso El Periódico, de los 2,06 millones que deberá pagar Glovo a la Seguridad Social, solo cerca de 420.000 euros se corresponden a requerimientos de cotizaciones pendientes. El resto son multas por reiterado incumplimiento.

Repartidor de Glovo / EP
Repartidor de Glovo / EP

8.600 'riders' en Barcelona

Los 351 repartidores detectados en Girona, Lleida y Tarragona representan solo una pequeña parte de lo que podría ser la mayor inspección contra los falsos autónomos de la historia en España.

Solo en Barcelona, la cifra de riders autónomos de Glovo que maneja el organismo ronda los 8.600 repartidores, lo que supondría, en primera instancia, una multa de 40,3 millones, explica el medio. En el conjunto del Estado, el número de falsos autónomos que trabajan para la startup podría crecer hasta los 16.000 efectivos.

Glovo se escaquea

Pese a la entrada en vigor de la llamada 'ley rider' el 12 de agosto de 2021,que establece que todo repartidor de plataformas digitales debe operar como un trabajador asalariado, Glovo ha optado por mantener su operativa con autónomos, a diferencia de algunos de sus competidores como JustEat o Uber Eats que han encontrado la manera de cumplir con la ley.

La firma de reparto a domicilio se ha limitado a contratar a aquellos riders que reparten productos de supermercados fantasma. Los sindicatos esperan que las sanciones de Inspección de Trabajo modifiquen la actitud de la plataforma y que, de la mano de la justicia, se logre hallar una solución definitiva la conflicto.