Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dos trabajadores de Glovo en una calle de Barcelona para repartir a domicilio / EP

Glovo elimina el nuevo sistema de facturación de los ‘riders’ para acabar con la polémica

La empresa modifica el modelo “multiplicador” que fue adoptado tras la entrada en vigor de la ley para los falsos autónomos

3 min

Glovo zanja otra polémica tras eliminar un sistema que también ha fracasado. Los repartidores que trabajaban para la empresa en régimen de autónomos han visto modificado el nuevo modelo “multiplicador”, adoptado tras la entrada en vigor de la ley rider, que les hacía facturar menos que antes.

El problema, por el que se manifestaron frente a la sede de la compañía de envíos en Barcelona la semana pasada, era la asignación individual del coeficiente de la tarifa que se imponía a cada reparto por el propio trabajador. La ley de la oferta y la demana hacía de las suyas y provocaba que los que tan solo lo multiplicaban por 0,7 recibían más pedidos --aunque cobrando menos por cada uno de ellos-- y si optaban por opciones mayores hasta 1,3 se quedaban sin, prácticamente, trabajo.

Multiplicador y seleccionador

Glovo pasó la bola a sus trabajadores con el multiplicado que, según denunciaron varios repartidores, si se aplica el coeficiente mayor disminuyen las posibilidades de ser seleccionado para entregar pedidos, mientras que si se opta por uno más bajo aumentan las probabilidades de ser elegido. Ante estas críticas, que debilitan el bienestar del rider, la compañía ha reducido el abanico de posibilidades para cobrar cada envío.

Los repartidores pueden escoger ahora, tras esta reconversión, multiplicar el pedido por 1; 1,1; 1,2 o 1,2 la tarifa base. De esta manera, Glovo elimina la posibilidad de hacerlo por menos de uno y mantiene tranquila a sus trabajadores ante lo que catalogaron de “competencia feroz” entre ellos. La implantación de este sistema, ahora modificado, ha sido implantado por, según la compañía, eliminar los indicios de laboralidad señalados por los tribunales y, por tanto, se ajusta a la ley rider que entró en vigor el 12 de agosto.

Glovo quiere mejorar la experiencia

“En las últimas semanas hemos implementado una nueva versión de la aplicación de repartidores. Dentro de este proceso de implementación, estamos recopilando todos los comentarios y aplicando diferentes cambios que ayuden a mejorar tu experiencia”, ha explicado Glovo a los repartidores que, por cierto, siguen siendo autónomos. La empresa comunicó que tan solo contratará a 2.000 riders en las ciudades con más actividad, lo que solo implica el 20% de la plantilla total del personal que se encarga de la logística.

“Seguimos trabajando para que tu experiencia con Glovo sea la mejor posible y mantenemos abiertos todos nuestros canales de comunicación para recibir tus comentarios y sugerencias”, ha sentenciado la empresa, tras las quejas de los riders la semana pasada en la que acusaron a la compañía catalana de hacer “que nos matemos” por un sueldo precario.