Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Repartidores de Glovo / EP

Glovo se hunde en 2021: la startup dispara sus pérdidas hasta los 474 millones

La empresa de reparto a domicilio quintuplica sus números rojos en un solo ejercicio y descarta alcanzar la rentabilidad en 2022

3 min

Glovo entró de nuevo en números rojos en 2021. En el desglose de las cuentas de la alemana Delivery Hero, propietaria de la startup española dirigida por Oscar Pierre, consta que Glovo obtuvo unas pérdidas de 474 millones de euros que quintuplican el roto de 2020, cuando la plataforma registró solo 83,4 millones en negativo.

Según informa Business Insider, la española ya ha adelantado que no abandonará los números rojos durante el presente ejercicio. En concreto, prevé unas pérdidas operativas (ebitda) de 330 millones de euros en 2022.

Facturación al alza

Por otro lado, la startup cerró el año pasado con una facturación de 591 millones de euros, un 60% más en términos interanuales. Un resultado impulsado por el auge de las compras online derivadas de la crisis del Covid, pero insuficiente para alcanzar el break even de la compañía de reparto. En 2019, Glovo cosechó otros 238 millones de euros en pérdidas.

Ante esta situación, Delivery Hero se ha visto obligado a consignar 176 millones de euros en pérdidas por su participación en torno al 44% hasta el pasado 31 de diciembre.

Un rider de Glovo entregando un pedido / PABLO MIRANZO
Un rider de Glovo entregando un pedido / PABLO MIRANZO

Sin rentabilidad a la vista 

En esa misma fecha, la multinacional comunicó la adquisición del 80% de la tecnológica para darle la vuelta a los malos resultados y alcanzar la rentabilidad operativa en 2022. Un objetivo que no se logrará de acuerdo con las cifras comunicadas ante los inversores por el gigante teutón.

Además, el 14 de abril Delivery Hero ejecutó un préstamo convertible a Glovo por un importe aproximado de 125 millones de euros en efectivo. Este crédito ya formaba parte del acuerdo de compra entre las partes, pero incide sobre la coyuntura deficitaria de la startup. La alemana ya ha informado de que inyectará un total de 250 millones de euros en 2022 y hasta 200 millones más en 2023.

Contenciosos abiertos

Pero la rentabilidad no es el único problema que afronta Glovo. La empresa está en el ojo de mira por su escaqueo de la ley rider, que ha llevado a los sindicatos e incluso algunos competidores a denunciar las prácticas laborales de la compañía. La privada tiene abiertas en España cerca de 30 inspecciones laborales.

Además, Glovo se ha topado con el desembarco en España de alternativas como Getir, Gorillas y Rocket que han entrado con fuerza en el sector del reparto de alimentación a domicilio. Para hacer frente a esta creciente competencia, Glovo ha decidido centrarse en sus mercados más emergentes, como los países del centro y este de Europa, y potenciar divisiones como las entregas ultrarrápidas.