Menú Buscar
Un avión de Ryanair en imagen de archivo / EFE

La Generalitat pone el foco sobre Ryanair por las nuevas condiciones en la base de Girona

Inspección de Trabajo investigará si el planteamiento de la aerolínea para permanecer en el aeropuerto catalán "se ajusta a derecho"

2 min

La Generalitat investiga si Ryanair vulnera los derechos de su plantilla de Girona tras la aceptación de los empleados de un cambio contractual para pasar de fijos a fijos discontinuos. La rebaja de las condiciones laborales se enmarca dentro del acuerdo para que la aerolínea haya aceptado mantener abierta la base tras amenazar con el cierre.

La investigación parte del Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat con el fin de detectar si existe “una posible vulneración del procedimiento establecido para las modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo”. Así, será la Inspección de Trabajo de Cataluña el organismo encargado de dirimir si la decisión de Ryanair se “ajusta a derecho”.

Rebaja de las condiciones laborales

La aerolínea anunció este verano el cierre de su base en Girona de cara a 2020. No obstante, esta semana se alcanzó un acuerdo para salvarla. Este se ha sustentado en la reducción de los contratos a nueve meses anuales, supresión de la antigüedad y modificación de la categoría del trabajador por una inferior. Es el caso de los tripulantes de cabina, que pasan a agentes de servicio al cliente.

Desde el sindicato USOC ya señalaron que la propuesta de Ryanair supone una “coacción” para los trabajadores, que de haberla rechazado hubieran perdido sus empleos por el cierre definitivo de la base.

En este contexto, el Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat quiere garantizar “que la llegada y el mantenimiento de empresas” a Cataluña no se realiza “a costa de los derechos laborales”. También se analizará la medida alternativa que propone la aerolínea en caso de empleados en desacuerdo con estos cambios contractuales.