Menú Buscar
Un alumno de FP en Cataluña, cuyo desarrollo se firmará en un acuerdo de políticas básicas de la Generalitat / EFE

La Generalitat negocia hasta el último minuto el pacto catalán de la FP

CCOO, UGT, Foment del Treball, Pimec y las consejerías de Educación y de Trabajo y Asuntos Sociales del Govern establecen las líneas maestras de la política de formación en Cataluña

31.07.2019 00:00 h.
5 min

La Generalitat conseguirá este miércoles el gran acuerdo marco para desarrollar la Formación Profesional (FP) en Cataluña con los principales agentes sociales autonómicos. Lo hace tras sofocar el incendio que generó en el sector la intención de la Consejería de Educación, encabezada por Josep Bargalló (ERC), de regular sin el consenso social necesario en mayo y con el diálogo entre las partes abierto hasta el último minuto.

Foment del Treball, Pimec, CCOO, UGT de Cataluña y los departamentos de Educación y de Trabajo discutieron hasta la tarde del martes sobre el contenido literal de los tres documentos que se rubricarán. Los implicados en esta concertación realizaron entonces la validación final de los escritos, tal y como indican fuentes conocedoras del proceso a Crónica Global.

Firma de tres documentos

Además de dar luz verde a la nueva estrategia catalana de la FP, se han definido las medidas que se deben priorizar para que esta alternativa educativa sea exitosa y un tercer documento en el que se marcan las bases de la formación dual (FP Dual). Esta última alternativa se considera clave para favorecer la transición entre el mundo educativo y el laboral con los perfiles que se requieren en el mercado, hecho que ofrece más oportunidades para los nuevos trabajadores.

Patronales y sindicatos señalan desde hace meses que un buen acuerdo en este sentido es básico para responder a las necesidades de mano de obra tanto presentes como futuras. Consideran que es una de las herramientas más útiles para acabar con las divergencias entre la formación tradicional y las demandas de profesionales del mercado. Todo ello, tras unos años en los que el paro juvenil ha sido una de las grandes lacras en todo el país.

Desempleo juvenil

En la última Encuesta de Población Activa (EPA), el paro en menores de 25 años llegaba al 30,4% --31% hombres y 29,8% mujeres-- en Cataluña. Entre los ciudadanos de menos de 20 años alcanzaba casi la mitad del colectivo, el 49,8%, con un desempleo femenino al 51,4% y masculino al 48,3%. Cifras todas ellas alejadas de la tasa de desempleo del conjunto de la autonomía, que era del 11,6% --11,1% hombres y 12,2% mujeres --.

Por todo ello, los agentes sociales reclamaban a la Generalitat que no demorase más el desarrollo de la Ley de Formación y Cualificación Profesional, la normativa básica de los avances que finalmente se han logrado. El Parlament la aprobó en julio de 2015 bajo el segundo mandato de Artur Mas, pero los consecutivos adelantos electorales que han tenido lugar en Cataluña en el marco del procés han retrasado hasta ahora su despliegue.

Más debates para septiembre

Bargalló intentó en mayo avanzar en este sentido, pero lo hizo al margen del diálogo social que ya se mantenía para este objetivo. Ante la amenaza de los agentes sociales de recurrir la iniciativa dio un paso atrás y regresó a la vía negociada.

En un primer momento se esperaba completar el debate el pasado 18 de julio, pero las partes se dieron más tiempo para cerrar los flecos de los tres documentos. Se firmarán este miércoles, pero el debate se retomará después de las vacaciones de verano. Foment del Treball, Pimec, CCOO y UGT advierten de que aún hay cuestiones de la normativa catalana de la FP que se deben desarrollar y defienden que, de nuevo, la concertación social es el único escenario posible para conseguirlo. Por ahora, se han fijado las bases concretas de un nuevo modelo educativo que se pondrá en marcha en el curso 2020-21.