Menú Buscar
Un cartel que indica el alquiler de un piso, cuyo precio será regulado por la Generalitat

La Generalitat tratará de moderar la subida del precio de los alquileres

La normativa, anunciada para final de año, prevé penalizaciones en el IBI para los propietarios que sobrepasen un "índice de referencia"

5 min

La Generalitat creará un índice de referencia del alquiler en Cataluña para "dar estabilidad y seguridad de forma inmediata" al sector, según ha explicado este martes la consejera de Gobernación, Administraciones Públicas y Vivienda, Meritxell Borràs.

Ante periodistas, Borràs ha explicado que ésta será una de las medidas principales de la futura ley catalana sobre alquileres urbanos que el Govern presentará a finales de este año en el Parlament, tal como aprobó la cámara catalana en diciembre de 2016 con la ley de medidas de protección del derecho a la vivienda de las personas en riesgo de exclusión social.

La creación del índice de referencia del alquiler ha surgido después de siete encuentros con varios grupos de trabajo, que iniciaron su actividad en septiembre, coordinados por la cátedra de vivienda de la universidad tarraconense Rovira i Virgili y que han incluido varios actores del parque de viviendas catalán, el Ayuntamiento de Barcelona, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y la Plataforma por una Vivienda Digna (PHD).

"Modular los incrementos exagerados de los alquileres"

Con la aprobación de un decreto y su puesta en marcha, Borràs ha asegurado que el índice de referencia del alquiler debe permitir al Govern "modular los incrementos exagerados de los alquileres de Cataluña", así como dar transparencia al sector e igualar los derechos de los propietarios y de los inquilinos.

Este nuevo índice, pionero en España, se calculará y se basará en elementos concretos como la ubicación, el estado de la vivienda, los metros cuadrados y la accesibilidad, entre otros, y se diferenciará por barrios en ciudades grandes como Barcelona para mostrar qué zonas están por encima del indicador y cuáles no.

"Cuando alguien quiera alquilar una vivienda, deberá indicar si el precio está por encima de aquello que marca el índice de referencia en el contrato", ha aseverado, de manera que las inmobiliarias tradicionales y los portales de internet para buscar piso también lo deberán incorporar.

El índice será de libre acceso a través de la página web de la Consejería de Gobernación, Administraciones Públicas y Vivienda, se actualizará cada dos años y se revisarán los criterios de elaboración cada cuatro años.

Ayudas y penalizaciones

Borràs ha anunciado que aquellos propietarios que sitúen los precios de alquiler por debajo del índice de referencia "tendrán facilidades para acceder a las ayudas de la Generalitat para rehabilitar viviendas", una medida que beneficia directamente a los propietarios y que pretende incentivar, según la consejera, un alquiler responsable.

En este sentido, ha reclamado a los ayuntamientos que colaboren con la Generalitat en la implantación de este nuevo índice ofreciendo a aquellos propietarios que no lo superen bonificaciones en el IBI o, en el caso de sobrepasarlo, penalizaciones.

Además de la creación del indicador, los grupos de trabajo han propuesto la elaboración de un Registro de Alquileres de Catalunya (RLC) para identificar "malas prácticas en el alquiler", pasar de contratos de tres años más uno de prórroga a cinco años más tres y la puesta en marcha de contratos de larga duración.

"Exprimiendo la legalidad"

La Generalitat no tiene competencias en esta materia y así lo ha admitido la consejera, asegurando que se está trabajando en una nueva legislación a nivel catalán "exprimiendo la legalidad" para que sea válida.

Para distanciarse del modelo estatal actual, la normativa catalana se ha ideado "mirando a otros países y comunidades", ha apuntado Borràs, entre los que se encuentran Alemania, Austria y Francia.