Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Javier Villacampa, Sergi Pallarès y Javier Tordable, del equipo directivo de Stockcrowd

La Generalitat invierte 300.000 euros en el micromecenazgo de Stockcrowd

Avançsa aporta la mitad de la liquidez de la última ronda de la compañía de financiación participativa y micromecenazgo

2 min

La Generalitat ha concedido un préstamo participativo de 300.000 euros a StockCrowd Fundraising en el marco de una ronda de financiación de 600.000 euros para potenciar su I+D y acelerar su crecimiento internacional.

StockCrowd es una compañía de financiación participativa y micromecenazgo que ha creado un sistema en la nube con las herramientas que necesita una organización para captar fondos, ha informado en un comunicado este jueves la Generalitat.

Financiación de causas sociales

La inversión se ha canalizado a través de Avançsa, una sociedad pública de promoción industrial participada al 100% por la Administración autonómica. El equipo de StockCrowd lo forman 17 personas en Barcelona, dos en Reino Unido y dos en México, de perfil de ventas.

Josep Maria Vilarrúbia, director d’Avançsa, ha destacado que el valor añadido de este proyecto "es el público al que se dirige, mayoritariamente organizaciones con finalidades éticas y morales que trabajan para la defensa de causas sociales, benéficas, medioambientales y para la investigación. "Con Stockcrowd, estas organizaciones no solo se adaptan a la nueva era digital, también disponen de una herramienta para continuar trabajando para mejorar como sociedad", ha apuntado Vilarrúbia.

100 millones recaudados

Sergi Pallarès, consejero delegado de la compañía, ha asegurado que su firma tiene probablemente "el flujo de dinero más transparente del mercado", ya que las donaciones llegan directamente al banco de la organización sin intermediarios. Las campañas de la plataforma han recaudado casi 100 millones de euros en total.

Pallarès atribuye el crecimiento de la iniciativa a la necesidad de las entidades de conectar con los jóvenes a través de la digitalización, los proyectos de sostenibilidad corporativa de las empresas y la creciente concienciación social de la población por la guerra de Ucrania, la inflación y la pandemia.