Menú Buscar
La alcaldesa de Barcelona de Barcelona, Ada Colau (i), junto a los teniente de alcalde Jaume Collboni (c) y Albert Batlle (d), al inicio de la reunión de la comisión mixta Generalitat-Ayuntamiento de Barcelona / EFE

La Generalitat ignora a los hosteleros con la tasa turística de Barcelona

El sector critica que el Govern haya permitido al ayuntamiento aplicar el recargo de cuatro euros sin sentarse a hablar antes

3 min

Los hosteleros catalanes claman contra el recargo de la tasa turística que la Generalitat ha concedido al Ayuntamiento de Barcelona. La Confederació Empresarial d’Hostaleria i Restauració de Catalunya (Confecat) ha considerado “irresponsable lanzar un mensaje de este tipo en unos momentos especialmente críticos”, en pleno clima de tensión tras la sentencia del 1-O y tras la quiebra del turoperador británico Thomas Cook. Además, lamentan que el Govern no les haya consultado antes de impulsar la medida.

La comisión mixta bilateral entre el ayuntamiento y la Generalitat terminó el pasado lunes con la carta blanca del Govern para incrementar la tasa turística hasta 4 euros por persona y pernoctación, frente a los 2,65 euros como máximo que se cobran hasta el momento. La medida fue aprobada en el pleno de septiembre a propuesta de ERC, y contó con el apoyo de los comunes, el PSC y Junts per Catalunya.

"Desconocimiento" del sector

Entre las críticas de Confecat, que representa a las principales asociaciones de alojamientos turísticos catalanes, sobresale el “total desconocimiento de la sensibilidad y estabilidad de esta industria”. La entidad que preside Santiago García-Nieto ha acusado al Govern de “ignorar” la opinión del sector antes de permitir el recargo por parte del ayuntamiento.

Entre los asuntos que los hosteleros consideran críticos se encuentra la incertidumbre tras la quiebra de Thomas Cook, y el impacto de los disturbios tras la sentencia del Tribunal Supremo el pasado 14 de octubre. Sin embargo, la de Confecat no ha sido la única crítica a la subida tarifaria. El Gremi d’Hotels de Barcelona ya amenazó el pasado octubre con ir a los tribunales si finalmente se incrementaba la tasa turística.

Medida "contraproducente"

De hecho, el presidente del Gremi, Jordi Mestre, argumentó entonces que este tipo de debates resta “un elevado grado de competitividad al destino". En la misma línea se expresa el presidente de Barcelona Oberta, Jordi Jené, que representa al sector comercial: “Hablar de subida de tasas es contraproducente en un momento de recuperación y cualquier situación que agrave la situación puede tener repercusión”.

El Ayuntamiento de Barcelona espera poder cobrar el recargo durante el primer trimestre de 2020, aunque su aplicación queda pendiente de la aprobación de los presupuestos. El consistorio prevé recaudar unos 20 millones de euros anuales. Solo en los seis primeros meses de 2019 la ciudad ha registrado récord de turistas con ocho millones de visitantes y 22 millones de pernoctaciones.