Menú Buscar
Imagen del estado actual del hotel Panorama, uno de los inmuebles propiedad de los hermanos Anllò que la Generalitat subastará por un precio de salida de 1,8 millones de euros / CG

La Generalitat intenta ganar 2,5 millones con la herencia de los hermanos Anllò

Economía subastará dos hoteles y una vivienda unifamiliar en Sant Feliu de Guíxols de los familiares que murieron en 2002 sin designar a un heredero

4 min

La Generalitat de Cataluña ha comunicado este lunes, 29 de mayo, las condiciones de la subasta pública de tres inmuebles de la herencia intestada de los hermanos Anllò. La vicepresidencia de Economía y Hacienda, liderada por Oriol Junqueras, abre el proceso con un precio de salida conjunto de 2,47 millones de euros.

Francisco y Joan Anllò fallecieron sin designar a ningún heredero. Su caso fue excepcional. Los allegados contaban que ambos habían centrado su vida en el trabajo. El resultado fue un negocio próspero en Sant Feliu de Guíxols (Girona). Poco dados a las relaciones sociales, ambos fallecieron de muerte natural en 2002 sin dejar testamento.

Dos intentos de reclamación

Su patrimonio en esa fecha alcanzaba los 12 millones de euros. Regían ocho hoteles y habían adquirido una decena de casas y propiedades. Tenían cuentas abiertas en Suiza y Andorra y un piso de lujo en la avenida Diagonal de Barcelona.

Sus trabajadores intentaron reclamar la herencia. Aseguraron que existía un documento escrito de puño y letra de Francisco, que falleció de un cáncer de pulmón provocado por su tabaquismo. Tenía 76 años. Su hermano pequeño había muerto nueve meses antes, a los 74 años, a causa de una embolia repentina.

Pero el papel nunca apareció. También intentó reclamar el patrimonio una familiar lejana que vivía en Francia, pero su parentesco no alcanzaba el cuarto grado de consanguinidad que exige la ley.

Inmuebles sin mantener

El patrimonio pasó a manos públicas y el Gobierno catalán lo ha enajenado a lo largo de los últimos años. Pero la demora en el proceso de intestar la herencia propició el desgaste de las propiedades, que necesitan una rehabilitación.

Los inmuebles que salen ahora a subasta son dos hoteles, el Rex II y el Panorama, situados en Sant Feliu de Guíxols. El segundo ha sido liberado de una duplicidad en la titularidad registral de una pequeña parte de la finca, tal y como informa la consejería de Junqueras en un comunicado. Otro proceso burocrático que ha dilatado la venta.

El tercero es una vivienda unifamiliar ubicada en el centro de la población costera del Baix Empordà.

Distribución de la herencia

La junta distribuidora de herencias, un órgano en el que están representadas la Generalitat y las corporaciones locales (en este caso, el Ayuntamiento de Sant Feliu de Guíxols), es la responsable de abrir convocatoria pública para repartir los fondos de la herencia una vez esté liquidada. Las entidades interesadas deberán presentar sus ofertas cuando se inicie el proceso.

En referencia a la herencia de los hermanos Anllò, ya se han adjudicado tres de las 11 fincas que se subastaron en 2014. El antiguo hotel Rex i Les Noies, el Hostal Montserrat y una vivienda en Sant Feliu. También se vendieron sin concurso el hotel Avenida Regina y un segundo inmueble en el municipio.

Detalles de la subasta

La subasta se celebrará el próximo 20 de julio a las doce de la mañana en un único acto abierto al público en Barcelona. Tendrá lugar en la sala de actos de la Dirección General del Patrimonio. Los licitadores tendrán la oportunidad de mejorar su oferta a mano alzada.

Para participar en el proceso, se deberá depositar previamente una garantía. El 5% del precio de salida del inmueble. La presentación de ofertas termina a las dos de la tarde del 30 de junio.