Menú Buscar
trabajadores de Continental en Rubí en huelga / CCOO

La Generalitat encalla al buscar una salida industrial para Continental

Oposición y sindicatos critican la falta de información proporcionada tanto por el Govern como por la empresa sobre el futuro de la planta de Rubí

6 min

La Generalitat de Cataluña a través de la consejería de Empresa y Conocimiento sigue sin ofrecer detalles sobre las negociaciones que ha mantenido hasta el momento con la dirección de Continental para abordar el futuro de la planta de Rubí (Barcelona). Tras la comparecencia de la consellera Àngels Chacón ante los portavoces de Industria o Trabajo del Parlament el pasado diciembre, el Govern guarda mutismo sobre las nuevas reuniones con la empresa. Mientras, los sindicatos critican la “lentitud” y la falta de pistas sobre el porvenir de la fábrica. De hecho, y a falta de confirmación oficial, los afectados tienen claro que el Govern no ha encontrado el socio industrial que asegure el futuro de la factoría cuando los dueños actuales, un grupo alemán, termine la producción el próximo 31 de enero. 

“No ha habido ninguna comunicación ni con una huelga de por medio”, critica el diputado del PSC Pol Gibert, que el pasado diciembre promovió la comparecencia de Chacón en el Parlament para que diera explicaciones sobre qué se hacía desde el Ejecutivo para salvar una planta que da empleo a 760 personas. “Hemos intentado contactar con el entorno de la consejera para actualizar la información pero hace una semana que no dan respuesta”, lamenta Gibert.

Reuniones con Continental

Desde el departamento de Empresa han asegurado que hasta el momento se han mantenido tres reuniones con Continental a través de la Dirección de Industria con el objetivo de encontrar "alternativas".Es decir, un mirlo blanco que se saque de la manga un plan de reindustrializción. No obstante, la situación sigue bloqueada y fuentes cercanas a la empresa aseguran que la decisión es firme. Cerrarán la fábrica pasados los seis meses de negociación aunque no se encuentre comprador, lo que abocaría a un ERE sobre la totalidad de los 760 empleados.

La consejera de Empresa y Conocimiento, Àngels Chacón (JxCat), en el Parlament / EUROPA PRESS
La consejera de Empresa y Conocimiento, Àngels Chacón (JxCat), en el Parlament / EUROPA PRESS

El miércoles tuvo lugar la primera jornada de huelga por parte de los trabajadores. Denunciaron la “falta de información” por parte de la compañía alemana sobre su futuro más inmediato. “Lo único que tenemos claro es que Continental abandona a sus trabajadores”, denuncia el secretario general de Industria de CCOO del Vallès Occidental, Josep Rueda. Los sindicatos aseguran que hasta el momento solo se les ha trasladado que hay tres empresas de capital español interesadas, pero ninguna de ellas da el paso final y presenta una oferta en firme.

Reunión del 22 de enero

“Si las cosas se hacen con seriedad y claridad, todo irá bien”, mantiene Rueda. Todas las miradas están puestan en el próximo 22 de enero, cuando está convocado un encuentro con la dirección de la empresa. Los representantes de los trabajadores esperean que “Continental se presente con ganas de avanzar”. De lo contrario, se mantendrá en pie la huelga prevista para el 24 de enero.

El sindicato FTC, un grupo minoritario con representación en la planta, también ha lamentado que desde que la multinacional presentara el plan estratégico en diciembre en el que incluía cerrar de la fábrica de Rubí “no se ha adelantado nada”. “No sabemos quiénes son las empresas interesadas ni a cuantas personas se va a recolocar”, denuncia la portavoz de esta organización, Mari Carmen Vila.

Crisis industrial

“Nos encontramos ante una crisis en la industria que se parece a los peores meses de 2015”, asegura Gibert. Recuerda otros procesos abiertos en Cataluña, como los despidos que se dan en General Cable, mientras lamenta que “no se nota una actitud muy proactiva del Govern”, de quien espera que contribuya a buscar un comprador que mantenga activa Continental aunque sea más allá del 31 de enero.

Uno de los temores de los sindicatos, como verbalizó el miércoles el secretario general de CCOO de Cataluña, Javier Pacheco, es que la factoría termine por convertirse en “otro almacén”. Se insiste en que la solución de futuro debe pasar por un grupo industrial que dé empleo a la mayoría de los 760 trabajadores que se quedarán en la calle a finales de mes.

Los sindicatos dejan claro que no aceptarán que el Govern venda como una continuidad de futuro la adquisición de la nave para que se transforme en un centro logístico, una actividad de gran demanda en la segunda corona metropolitana de Barcelona y que se ha quedado sin metros cuadrados para este fin por el boom de las ventas on line y las entregas de última milla. Esta sería la alternativa más factible para colocar los restos de Continental en el mercado, pero comprometería el plan laboral al que se aspira.