Menú Buscar
El vicepresidente de Economía de Cataluña, Pere Aragonès (ERC), en una oficina de la Hacienda catalana / GENCAT

La Generalitat busca a los gestores de su tesorería

La vicepresidencia de Economía abre un nuevo concurso público para adjudicar el contrato de ‘cash-pooling’ corporativo y de las entidades adscritas

28.05.2019 21:14 h.
3 min

La vicepresidencia de Economía y Hacienda, liderada por Pere Aragonès (ERC), ha lanzado este martes la concesión pública para encontrar al próximo gestor de la tesorería de la Generalitat y de todas las empresas públicas dependientes.

El Gobierno catalán apuesta por repetir el modelo de cash-pooling, la gestión centralizada de la caja de la Administración. Igual que ha hecho en los últimos años, considera que este sistema es el más ventajoso para las arcas porque se compensan las entradas y salidas de capitales de todo el sector público.

Licitación urgente

El departamento de Aragonès ha convocado la licitación con carácter de urgencia y los interesados podrán presentar sus ofertas hasta el viernes 7 de junio. Cabe tener en cuenta que el contrato precedente se adjudicó el 2 de junio de 2016, por lo que no se espera que pasen muchos más días entre la recolecta de plicas y su apertura.

Caixabank y BBVA son las entidades que han gestionado de forma histórica estos servicios. CatalunyaCaixa también había trabajado en este sentido para el Gobierno catalán, es por este motivo que la entidad presidida por Carlos Torres tomó un mayor porcentaje de la tesorería de la Generalitat de lo que había conseguido en los primeros repartos del contrato tras integrar la caja.

El contrato de tesorería no se divide por lotes. El banco encabezado por Jordi Gual se ha quedado hasta ahora con el 66,85% del negocio y BBVA con el 33,15% restante.

Contrato de 1,5 millones

En cuanto a las partidas económicas, tampoco se esperan cambios significativos en este sentido. La licitación pública que se ha convocado fija un presupuesto máximo de 1,75 millones de euros sin IVA la prestación de los servicios de cash-pooling, hecho que dejará al entorno de los 1,5 millones el contrato final.

Estará vigente un año con la posibilidad de prorrogar otro más. Se espera que Aragonès deje resuelto en cuestión de semanas una concesión que se interpreta más como una renovación de contrato que como un nuevo proceso. Con todo, la responsabilidad no es precisamente menor. El banco adjudicatario gestionará la caja de toda la Generalitat de Cataluña.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información