Menú Buscar
Trabajadores de la factoría de Alstom Wind en España

General Electric despedirá a 500 trabajadores de las factorías que compró a Alstom en España

Los trabajadores inician el proceso de negociación con la intención de mantener la parte más innovadora del negocio, el diseño de máquinas ‘offshore’ de energía eólica

4 min

General Electric ha concretado este miércoles cuántas personas sobran en la compañía tras integrar el negocio eléctrico de Alstom. La multinacional estadounidense quiere despedir a 6.500 personas, 500 de ellas en España. La entrega del plan a los sindicatos ha significado el disparo de salida de la negociación de las condiciones de los despidos, un proceso que se demorará a lo largo del primer trimestre en el comité de empresa europeo.

Pasado este tiempo, las filiales del grupo deberán iniciar su propio proceso de negociación para asegurar que los despidos en cada país cumplen con la legislación vigente y se realizan con cierta paz laboral.

Plan de futuro pobre

Los representantes de los trabajadores en España se toman unos días para analizar profundamente la reducción de empleo propuesta por General Electric. De entrada, señalan que les parece limitada la propuesta para captar nuevos negocios y empezar a operar en más mercados.

Alstom daba empleo a unas 3.400 personas en España. La mayoría de despidos se concentrarán en la factoría de turbinas eólicas de Buñuel (Navarra) y en la de Cornellà de Llobregat (Barcelona), centrada en el diseño de nueva maquinaria del sector de la energía hidroeléctrica. General Electric prevé cerrar ambos centros.

Defender Alstom Wind Barcelona

Además, reducirá a la mitad la plantilla de Alstom Wind en el centro de Barcelona. Ello implica la salida de otras 230 personas. Los sindicatos marcan como prioridad mantener este centro de trabajo, ya que allí se encuentra el grueso del negocio offshore wind, un tipo de energía eléctrica con la que no cuenta General Electric.

La sede social se trasladó hace años a Nantes (Francia), pero en Barcelona se quedó la inmensa mayoría del diseño de la maquinaria que se usa en el sector. Los empelados de Alstom Wind consideran que mantener el negocio es una garantía para que General Electric prosiga con el negocio en España y no lo concentre en Francia.

Reunión a finales de mes

Los sindicatos españoles cuentan con dos representantes en el comité de empresa europeo que deberá negociar con General Electric. Esperan mantener el primer encuentro oficial a finales de mes y repetirlos cada 15 días.

Alstom Santa Perpètua

Los trabajadores de la factoría de Alstom de Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona), los únicos en España que se quedaron bajo el paraguas del gigante francés, descartan por ahora una reducción de plantilla. Su trabajo está centrado en el diseño y fabricación de trenes.

La multinacional francesa está centrada en integrar el negocio de señalización de trenes que pertenecía a General Electric. Era una de las condiciones de la operación, ratificada el pasado noviembre.