Menú Buscar
Salvador Gabarró, presidente de Gas Natural Fenosa, algunas infraestructuras de Electricaribe y las protestas por los fallos en el servicio. / FOTOMONTAJE CG

Gas Natural la lía en Colombia

La compañía española se defiende de las amenazas de nacionalización de Electricaribe con la filtración de la lista de morosos, la mayoría de ellos organizaciones públicas

18.08.2016 22:30 h.
4 min

Gas Natural Fenosa ha incrementado la tensión que vive su filial colombiana, Compañía Eléctrica del Caribe (Electricaribe), ante la amenaza de nacionalización del Gobierno de Juan Manuel Santos. Ha puesto en marcha una estrategia que saca los colores del Ejecutivo para defenderse de los dedos que la acusan de ser responsable único de los fallos en el servicio.

El grupo reconoce el corolario de problemas de suministro que acumula la zona atlántica del país, pero los justifica por el alto nivel de morosidad y las conexiones ilícitas que soporta la red.

Lista de morosos

Ante la insistencia de que no se ha invertido lo suficiente para evitarlos, la compañía española ha empezado a filtrar a los medios de comunicación de Colombia la lista de los principales morosos que condenan la viabilidad de la sociedad. Y aquí el sector público sale mal parado: copa los primeros puestos de la clasificación.

El sector público es el principal consumidor eléctrico de la región y, gracias a la legislación vigente, tiene la posibilidad de eludir el pago de las facturas porque no se le puede cortar la electricidad.

Deuda de más de 32 millones

¿Es la filtración un intento de justificar los retrasos de las inversiones que habrían derivado en la situación actual de Electricaribe? El entorno gubernamental asegura que se trata de una excusa sin más y la compañía afirma que no ha bajado el ritmo comprometido y que en los últimos años ha destinado 254,59 millones de euros al tipo de cambio actual para mejorar las infraestructuras del grupo.

Electricaribe soporta una deuda de 32,51 millones al cambio, según un documento interno que se ha publicado y está fechado a 31 de diciembre del año pasado.

Lista de deudores

Encabezan la lista de morosos los acueductos, con 13,86 millones; seguidos de los centros educativos (10,29 millones); los hospitales, puestos y centros de salud (7,71 millones) y el alumbrado público, que tiene 6,7 millones pendientes de pago.

La deuda que arrastran las alcaldías y gobernaciones, otros centros educativos y los hospitales que no están protegidos por disposición de la Corte Constitucional de Colombia --parte de la distribución del sistema sanitario del país-- alcanzaba los 4,68 millones, mientras que las facturas pendientes de pago de los servicios de seguridad ciudadana (el Ejército, la Policía, la Armada Nacional, las Fuerzas Aéreas y Aeronáutica Civil) casi llegaban a los 1,13 millones.

También están en la lista de morosos residencias de ancianos y otras instituciones públicas. Su deuda es mucho menor, de unos 202.500 euros.

Negociaciones en marcha

Gas Natural Fenosa y el Gobierno de Colombia mantienen un pulso para encauzar la situación. El Ejecutivo se comprometió a principios de año a intentar poner al día las cuentas con la eléctrica con el denominado Plan 5 Caribe. Pretenden movilizar unos 1,22 millones de euros y, al mismo tiempo, forzar a la compañía a desembolsar unos 305.000 euros más en inversiones.

La iniciativa, por el momento, ha quedado en papel mojado y el debate que hay sobre la mesa es si se debe intervenir Electricaribe o no y las posibles consecuencias que tenga en la zona. Las negociaciones están en marcha y la tensión entre ambos interlocutores va in crescendo