Menú Buscar
Imagen de archivo del edificio central de Gas Natural Fenosa en Cataluña / CG

Gas Natural habilita un sistema para denunciar a los ‘asustaviejas’

La energética facilita un número de teléfono gratuito a sus clientes tras inhabilitar a 190 vendedores que realizaron ‘malas praxis’

01.12.2017 11:58 h.
3 min

Gas Natural Fenosa (GNF) ha decidido mover ficha ante uno de los problemas que han hecho estragos en la venta de productos energéticos en el país: la proliferación de los asustaviejas. Comerciales con prácticas extremadamente agresivas que habitualmente se dirigen a la población más sensible para poderle colar ofertas o cambios de compañía que no se adaptan a sus necesidades (y en ocasiones tampoco a su disponibilidad económica) para poder llevarse los márgenes.

La energética presidida por Isidro Fainé ha anunciado que pone en marcha un teléfono gratuito (900 64 92 43) para que sus clientes puedan consultar si el vendedor que se ha presentado en su casa tiene la acreditación en vigor y para contrastar las presuntas ventajas que le intenta colocar.

Denuncia e inhabilitación

En el caso de que se detectara a algún asustaviejas, la cotizada se compromete a luchar para inhabilitar de forma indefinida al comercial y a denunciarle en los tribunales de justicia.

“Nuestro objetivo es contar con clientes satisfechos y que confíen en nuestra compañía, no queremos que nadie venga con nosotros engañado”, indica el director general de negocios minoristas, Daniel López Jordá.

Detección de 190 vendedores

El ejecutivo detalla en un comunicado que el grupo “cuenta con un exigente protocolo interno de detección de mala práctica comercial en la venta presencial de productos y servicios a clientes para luchar contra un problema que perjudica a usuarios y a empresas”.

En este sentido, afirma que se ha inhabilitado a 190 vendedores en lo que llevamos de ejercicio al detectar malas praxis. El 4% del total de comerciales acreditados.

Denuncia de 470 ventas agresivas

También se han detectado 470 casos de ventas agresivas que se quedan al margen de los protocolos de la compañía. “Representan el 0,033% del total de contratos realizados”, señala GNF en el mismo comunicado. Ha penalizado a 87 empresas colaboradoras y les ha aplicado las sanciones por fraude pactadas en el momento de habilitarlas para la comercialización.

Además de facilitar un teléfono gratuito para evitar que se tome el pelo a nadie, el grupo da a conocer el protocolo que se exige a los comerciales. De entrada, antes de dar de alta un nuevo servicio se les requiere una copia del documento nacional de identidad de los clientes a los que se debería dar de alta, la firma del contrato de suministro o servicio y una locución de verificación que debe realizar un tercero.

Reembolso

Indica que ante “situaciones anómalas”, se contacta con el cliente y se anulan los servicios contratados sin coste y se le reembolsan los importes satisfechos. El grupo declara que ha abonado 183.000 euros en lo que va de año por esta vía.