Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Antonio Garamendi (c), presidente de la CEOE / EFE

Garamendi se planta ante el Gobierno: "No podemos aceptar que los salarios vayan con la inflación"

La CEOE pide al Ejecutivo que no eche "más leña al fuego" tras su encontronazo con los sindicatos por la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores

3 min

La CEOE se mantiene firme. El presidente de la patronal, Antonio Garamendi, ha emplazado al Gobierno a "no echar más leña al fuego" con el pacto de rentas y se ha desmarcado de un acuerdo salarial que vincule los sueldos al IPC.

"No podemos aceptar que los salarios vayan con la inflación", ha asegurado el representante empresarial esta tarde en el hotel W de Barcelona, donde el Círculo de Economía celebra sus jornadas. Tras romperse las negociaciones con los sindicatos, Garamendi ha alertado de que aplicar grandes subidas generalizadas provocaría efectos inflacionistas de segunda ronda que perpetuarían la escalada de precios.

Diálogo y empleo

El líder de la CEOE ha advertido contra medidas que pueden "hacernos más pobres" y "menos competitivos". Asimismo, ha defendido priorizar la productividad, la formación y la innovación para reducir el paro.

También ha retado a los partidos políticos a "sentarse a hablar" y a no trasladar a los empresarios responsabilidades que no les corresponden. Y ha denunciado la situación de las pymes, que "están muy tocadas".

Preocupación por la deuda pública

Más allá de las negociaciones rotas por la revisión salarial, Garamendi ha defendido los 15 acuerdos "muy importantes" alcanzados recientemente a través del diálogo social. Pero ha avisado al Estado que tendrá que mover ficha en algunos de ellos, como las pensiones o el sueldo de los funcionarios.

También ha recetado al sector público "ortodoxia económica". Si bien ha admitido que se está "rebajando el déficit del Estado", ha subrayado que este todavía supone un endeudamiento de miles de millones de euros al año, de modo que ha expresado preocupación por el 120% de deuda pública sobre el PIB y la esperada subida de los tipos de interés.

15 años de dependencia del gas

Francisco Reynés, que ha participado en el mismo panel empresarial, ha pronosticado "10 o 15 años" de dependencia energética del gas. Para el presidente de Naturgy, pensar en una sustitución antes de ese plazo es una "ambición no realizable".

Por ello, ha apostado por centrar las inversiones en la generación de energía renovable y en infraestructuras de reutilización del gas y biogás. Y es que, según Reynés, "el gas nos salva de los valles de generación renovable, que es intermitente".