Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una de las gafas que Lord Wilmore vende a través de su web.

Gafas hiperbaratas a golpe de clic

Nace la primera distribuidora española 100% online de lentes graduadas, que reduce los costes a niveles mínimos

4 min

Las gafas se han convertido en una herramienta habitual para la vida moderna. Ya sea por necesidad --para ver bien mientras se trabaja, en el ordenador o leyendo un libro-- o como complemento estético. Sin embargo, pese a ser un sector con mucha competencia, los precios siguen siendo elevados para la mayoría de consumidores.

Ahora, una empresa española llamada Lord Wilmore ha buscado la manera de reducir sus costes mediante el nuevo dorado que representa el e-commerce. Lord Wilmore trabaja solamente a través de la red tras constatar que en países como Estados Unidos o Canadá ya existen ópticas que operan exclusivamente de esta manera.

“Para nosotros la clave es tener un producto de calidad a un gran precio. Y para eso no es necesario tener un alquiler a pie de calle, ya que los costes que eso conlleva se derivan al cliente”, explica el fundador de la empresa, Emilio Capela.

Precio medio: 65 euros

El precio medio de las gafas ronda los 65 euros y la montura más cara que tienen cuesta 75 euros, incluyendo las lentes graduadas (con anti-reflejante y endurecido).

Además, ofrecen el servicio de 'Prueba en casa' con el que el cliente puede escoger hasta cuatro monturas para probárselas y luego, desde la compañía, las recogen sin compromiso de compra. “No tenemos ningún interés en colocar unas gafas que no sean exactamente lo que el cliente busca, por eso creamos este servicio”, asegura Capela.

Catálogo online

Comprar unas gafas en Lord Wilmore es tan sencillo como entrar en su web y elegir entre el amplio catálogo que ofrece, que está dividido en tres categorías: gafas graduadas; de sol; y de sol graduadas, todas ellas con subcategorías para hombre y mujer.

En un futuro próximo, no descartan cubrir nuevos segmentos del mercado con consumidores frustrados en sus compras de gafas, como son los niños o aquellos que las necesitan para hacer deporte.

En la web, el cliente encontrará junto a cada producto una descripción al detalle de la montura, incluyendo las medidas exactas para que el usuario conozca todas las características a la hora de elegir.

Modelos ‘made in Spain’

En muchos países de Europa, en Canadá y Estados Unidos la venta de gafas graduadas por internet es una realidad desde hace más de diez años. Existen centenares de formatos y proveedores que permiten ofrecer lentes de la misma calidad que la de las mejores tiendas físicas y, al mismo tiempo, ser más competitivas en cuanto al precio.

Tras inspeccionar el mercado, el fundador de Lord Wilmore quiso importar esta “revolución” al mercado nacional convirtiendo a su empresa en un intermediario que acercara las gafas a más gente, ofreciendo más modelos y a los mejores precios. La mayoría de las monturas son de proveedores españoles, aunque también hay algunas de proveedores italianos. Las gafas de bambú, por ejemplo, son de fabricantes chinos porque son los únicos que las producen con en este material.

Desde su nacimiento en 2012, Lord Wilmore acumula más de 7.000 pedidos y el pasado mes de mayo registraron 800 nuevos, el triple que en el mes de febrero.

Destacadas en Business