Menú Buscar
Gabriel Escarrer Juliá, fundador del grupo hotelero Meliá

Gabriel Escarrer cede a sus hijos el control de Meliá 62 años después

El fundador de la cadena hotelera ya delegó el mando ejecutivo a su hijo en diciembre de 2016

11.10.2018 17:04 h.
4 min

Gabriel Escarrer Juliá, fundador hace 62 años de la cadena hotelera Meliá, ha acometido una reestructuración del pacto parasocial del grupo para ceder el control a su familia, en un marco ordenado de sucesión. Un nuevo paso atrás al que ya dio hace casi dos años, en diciembre de 2016, cuando delegó la máxima responsabilidad ejecutiva a su hijo Gabriel Escarrer Jaume.

Las sociedades mercantiles con las que la familia Escarrer controla Meliá --Hoteles Mallorquines Consolidados, Hoteles Mallorquines Agrupados, Hoteles Mallorquines Asociados y Majorcan Exlux (MHI)-- han comunicado varios pactos parasociales alcanzados entre los socios a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Nuevo reparto

La participación mayoritaria en estas sociedades es ahora del 46,9% del capital, resultado de sumar las directas e individuales sobre MHI del 23,37%, 10,38% y 13,20%, respectivamente, y Escarrer Juliá sigue controlando la sociedad Majorcan Hotels Exlux, que le otorga el 5,025% de los derechos de voto indirectamente.

Al transmitir una parte de su titularidad sobre las compañías mercantiles a favor de los restantes miembros de la familia Escarrer, el fundador de Meliá deja de ostentar su control sobre estas sociedades y, en definitiva sobre MHI, sin que ningún otro miembro de la familia lo ocupe ni entre un tercero en su capital.

Ningún socio de control

Así, los socios titulares del 100% del capital de MHI siguen siendo los miembros de la primera y segunda generación de la familia Escarrer, esto es, su fundador y esposa Ana María Jaume Vanrell y sus seis hijos (Mª Magdalena, Ana Mª, María Antonia, María Mercedes, Sebastián y Gabriel Juan), no existiendo ningún socio de control en ninguna de las compañías, tal y como se desprende del acuerdo. La suma agregada de las mercantiles sobre Meliá no ha experimentado ninguna variación y sigue siendo del 51,9997%.

"El citado pacto no implica el establecimiento de una política común en lo que se refiere a la gestión de MHI, ni tiene por objetivo influir de manera relevante en la misma", señala la compañía en una nota, en la que indica que el fundador y la familia Escarrer, como socios y accionistas significados de MHI, esperan "transmitir seguridad y confianza" a los restantes accionistas de la cadena en este proceso "con transparencia".

Pacto a 5 años desde que fallezcan Escarrer o su esposa

Meliá añade que tras estas operaciones, comunicadas a la CNMV, "no surge la obligación de formular una oferta pública de adquisición sobre la compañía" conforme a la normativa aplicable.

El pacto será de aplicación "durante un plazo de cinco años" a contar desde el día siguiente al que se produzca el fallecimiento del último de los socios mayoritarios (Escarrer Juliá y su esposa), "prorrogándose automáticamente por dos años adicionales, salvo que se opongan a dicha prórroga, al menos dos de los firmantes", reza dicho acuerdo.

Además, se establece un régimen de mayorías reforzadas en las cuatro compañías mercantiles, que fijan el voto favorable en al menos el 80% de los votos correspondientes a las participaciones en las que se divida el capital para aprobar cualquier enajenación, decisiones de representación proporcional en el consejo e incluso aquellas que impliquen modificar la regulación de nombramientos, retribuciones o entrada de consejeros externos.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información