Menú Buscar
Una foto de una FuzeCard y la cantidad de tarjetas que puede almacenar

FuzeCard, la propuesta definitiva para concentrar todas las tarjetas en una

Los usuarios pueden almacenar tarjetas de crédito, débito y regalo en un solo plástico cuya comercialización está prevista para septiembre

28.07.2017 00:00 h.
6 min

FuzeCard es lo último en tecnología para hacer todo tipo de pagos desde cualquier cuenta bancaria. El pago con tarjeta se ha convertido en algo más que habitual. Las colas en los bancos, la falta de cajeros en algunas zonas o simplemente por comodidad, han hecho que la mayoría de usuarios sustituya el dinero en efectivo por el llamado dinero de plástico.

Con una funcionalidad casi exacta a la de las tarjetas actuales, FuzeCard se presenta como la solución más moderna para el uso tradicional de esta forma de pago concentrando todas las que una persona pueda tener en una sola pieza. 

El futuro

Según datos del Banco de España​, en 2016 y por primera vez en la historia, los españoles utilizaron más las tarjetas de crédito y débito para pagar que el dinero en metálico extraído de sus cuentas bancarias.

El uso de las tarjetas creció el 10,4% frente a la retirada de efectivo que sólo aumentó el 2,8%. Esta tendencia creciente de no llevar billetes y la retirada de un gasto mínimo para pagar con tarjeta en la mayoría de establecimientos, han fomentado y aumentado el pago electrónico.

Por ello, una empresa estadounidense ha creado FuzeCard. Con esta nueva multitarjeta se pretende facilitar la logística del consumidor a la hora de desembolsar su dinero a través de datáfonos. En una sola tarjeta, cualquier usuario puede reunir todas de las que sea titular de crédito, débito, de regalo, fidelidad, recargo, identidad, de clientes de supermercados y otras tiendas.

La empresa creadora de esta multitarjeta pretende que el usuario deje de cargar con todas sus tarjetas en el monedero, tanto por seguridad como por comodidad, para utilizar solo FuzeCard.

Cómo funciona

El uso de esta tarjeta es tan sencillo como el de las que se conocen hasta ahora. Los creadores han desarrollado una aplicación móvil con la que se introducen los datos del usuario y todas las tarjetas que quiere almacenar en su FuzeCard. En cinco minutos, ya puede tomar las fotos de sus códigos en su aplicación y, de forma remota, el móvil los envía a la tarjeta para que estén a su disposición al salir de casa.  

Se pueden concentrar hasta un total de 30 tarjetas diferentes. El plástico tiene una pequeña pantalla donde el titular puede ver las diferentes tarjetas que ha cargado y activar la que quiere usar en cada momento. Además, también cuenta con la función contactless.

La tarjeta FuzeCard con la función tarjeta de crédito activada

La tarjeta FuzeCard con la función tarjeta de crédito activada 

El único inconveniente, aunque su autonomía es bastante duradera, es que FuzeCard funciona con una batería. La carga tiene una duración de un mes.

Máxima seguridad

La tarjeta y el teléfono móvil permanecen conectados por Bluetooth. A través de esa conexión inalámbrica la tarjeta queda actualizada cuando añadimos o borramos cuentas.

En caso de robo o pérdida de la tarjeta, se puede acceder desde el móvil a todos los datos y eliminarlos para evitar pagos ajenos o sustracciones de dinero. Del mismo modo, se puede bloquear la tarjeta de forma remota.

La novedad más esperada es la geolocalización de la tarjeta, que se muestra en la pantalla del teléfono móvil.

La nueva tarjeta, que pretende revolucionar el mercado, estará disponible y comercializada a partir de septiembre, aunque muchos usuarios ya han decidido encargar su FuzeCard antes de agotar existencias por un precio que ronda los 130 euros, con cargador incluido.

Esta nueva invención tecnológica estás destinada a ser el futuro inmediato hasta que el pago por apps o teléfonos móviles se perfeccione y se comercialice adecuadamente. De momento, los usuarios podrán resolver algunos problemas logísticos y de seguridad por un precio razonable y que mantiene la forma tradicional.

Financiación

El proyecto de la multitarjeta se ha financiado a través de crowdfunding y su acogida ha sido excelente. Los diseñadores de este nuevo gadget han recaudado más de 120.000 dólares de los 50.000 dólares que pedían inicialmente para poder realizar las campañas de marketing y comercializar el producto. Este es el vídeo que han hecho para dar a conocer el proyecto.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información