Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sede de la filial de Telefónica en Reino Unido / EP

La fusión entre Telefónica y Liberty Global creará 4.000 empleos en Reino Unido

Ambas compañías invertirán más de 11.000 millones de euros en el país para impulsar la conectividad y acelerar el despliegue del 5G

3 min

La fusión entre Telefónica y Liberty Global en Reino Unido creará 4.000 nuevos puestos de trabajo y generará una inversión de 11.035 millones de euros en el país. Así lo han asegurado este lunes ambas compañías al detallar el impacto que dejará la unión de los negocios O2 y Virgin Media.

En un artículo firmado por el presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, y el presidente ejecutivo de Liberty Global, Mike Fries, en The Times, ambos han dado cuenta del compromiso para mejorar la conectividad en el país. Con todo, han reconocido la existencia de problemas regulatorios, así como trabas en los planes de infraestructuras que han hecho que Reino Unido vaya por detrás de países como España, Francia, Portugal, San Marino o Madagascar en cuanto a cobertura y velocidad de banda ancha y sea además el peor del G-7 en este campo.

Impulsar la conectividad

Tanto Telefónica como Liberty Global han sostenido que la joint venture buscará crear un "nuevo campeón nacional de conectividad" en Reino Unido que ofrezca "mayores y mejores soluciones" para impulsar la economía y mejorar las infraestructuras críticas.

En este sentido, detallan que con su plan de inversión acelerarán el despliegue del 5G para cubrir a finales de 2021 más de 100 ciudades con la nueva tecnología móvil, al mismo tiempo que añadirán un millón de hogares y empresas a su red de banda ancha fija.

Incremento de las inversiones

Asimismo, agregan que, además de ese plan de invertir 11.035 millones de euros, su ambición es acelerar la inversión para conectar más de siete millones de hogares a sus redes de un gigabit con mayor antelación de la que recogen los planes del Gobierno de Reino Unido.

Fue el pasado mayo cuando ambas compañías oficializaron su fusión en Reino Unido para crear una operadora capaz de integrar servicios fijos y móviles capaz de hacer frente al líder en el país, British Telecom.