Menú Buscar
Eloi Badia, durante su acto-mitin preelectoral sobre el proyecto de funeraria municipal en Barcelona / CG

Badia sale escaldado del mitin preelectoral sobre su funeraria

El concejal de BComú 'pincha' en asistencia e invita a operadores diminutos o que trabajan con el sector privado en el acto de lanzamiento de su operador público

14.02.2019 15:02 h.
6 min

El concejal de Presidencia del Ayuntamiento de Barcelona, Eloi Badia, se ha anotado un raquítico éxito en su acto-mitin de presentación del proyecto de funeraria municipal de Barcelona. El edil, que ejercía de cicerone en una jornada titulada Servicios Funerarios Municipales. El punto de equilibrio entre la oferta y la demanda, pergeñada ad hoc para vender la iniciativa con directivos de otros operadores, no ha salido como gustaría al electo de Barcelona en Comú (BComú).

El concejal de los comunes ha encajado un pinchazo de asistencia en el acto, que se celebraba en el auditorio del conglomerado de empresas Barcelona de Serveis Municipals (B:SM), un espacio público. Por si fuera poco, los escasos asistentes al evento han expresado "dudas" sobre el proyecto y han conminado al Ejecutivo local a "explicarse mejor" antes de presentar políticas públicas. Han coincidido los asistentes en la necesidad de regular mejor los servicios funerarios en la capital catalana, aunque también han entendido algunas de las personas que han intervenido que "exista negocio" en este segmento de mercado.

Colaboración público-privada

Hubo más. El acto, que en lugar de explorar el punto de equilibrio de oferta y demanda en este sector --y su calidad-- como rezaba su enunciado pero que Badia planeaba virar en una suerte de defensa de los operadores municipales, no ha tomado esa dirección. Diversos invitados de empresas públicas invitadas han loado la colaboración público-privada, como la que se produce en Serveis Funeraris de Barcelona (Sfb), donde el Ayuntamiento de Barcelona participa con un 15% frente al 85% de Grupo Mémora. Ha sido, por ejemplo, el caso de Francisco Javier Martinez Galan, alcalde de Fuentes de Andalucía, que ha admitido que "las empresas privadas son nuestros clientes" y ha agregado a renglón seguido que trabajan con "una aseguradora privada" que cubre los sepelios y que se adjudica el contrato "por concurso". Así pues, este municipio de 7.166 habitantes ubicado en la provincia de Sevilla, cubre los entierros gratuitos a algunos vecinos con una "póliza colectiva".

Por otro lado, diversos operadores municipales han expresado sus dificultades para ser rentables en el mercado en las condiciones que plantea Eloi Badia con su proyecto de funeraria, que ha sido rechazada tres veces por falta de apoyos. "Hemos salido a competir al mercado y no hemos tenido éxito", ha admitido Jordi Vilà, gerente de la Empresa Municipal de Palma de Mallorca. Ha revelado el directivo de la sociedad pública que "estamos rodeados de diversas funerarias que son a la vez agentes de seguros y que ya han abierto oficinas comerciales en la ciudad". También ha reconocido Vilà que "se ofrecen a estas funerarias, que operan agencias de seguros" y que ellos "han tenido que subir precios". Desde la Empresa Municipal de Servicios Funerarios y Cementerios de Madrid, Fernando Sánchez ha recordado que "no podían recibir ayudas al ser de carácter público", mientras que José Luis Ferrer, gerente del Cementerio Mancomunado Bahía de Cádiz, ha enfatizado que "no tenían empresa de servicios funerarios". José Antonio Romero. Gerente de CECOSAM, Cementerios de Córdoba, ha admitido que "desconocía la cuestión de precios", mientras que Carme Masquef, gerente de la División de Serveis Funeraris de Reus i Baix Camp ha manifestado que "cuando ha llegado la competencia hemos comenzado a invertir y renovar las instalaciones".

Presión sobre PDeCAT y PSC porque le faltan votos

A ocho días de que el proyecto de funeraria municipal de Barcelona se someta por cuarta vez al pleno municipal --las otras tres fue retirada del orden del día por falta de apoyo--, Eloi Badia ha puesto presión sobre el Grupo Demócrata, marca del PDeCAT en Barcelona, y el PSC. "Representa un cambio de paradigma absoluto", ha defendido el edil, pinchando a los dos partidos, cuyos votos le faltan para que su iniciativa vea la luz. De hecho, Badia ha reconocido sin ambages que cuenta sólo con el apoyo de ERC, la CUP y los dos concejales no adscritos, lo que suma 19 síes de un total de 41 concejales. Necesita pues la abstención u otros dos votos positivo para que se apruebe el expediente en el plenario.

Ello será complicado habida cuenta de las dudas expresadas por la oposición y el sector funerario. El PSC ya advirtió al concejal que debía "presentar proyectos serios", en referencia a la falta de estudios económicos y al hecho de que el anuncio se realizara a 123 días de las elecciones municipales. Por su parte, desde la industria se recuerda que el Ayuntamiento ya cuenta con el monopolio de la cremación e inhumación, y que la empresa municipal que se encarga de ello y de los nueve cementerios públicos, Cementiris de Barcelona SA (Cbsa), no ha garantizado la calidad, en referencia al hundimiento de un bloque de 144 nichos en septiembre de 2017. Por este hecho, Eloi Badia y el director general de Cbsa, Jordi Valmaña, están denunciados por profanación, malversación y daños.