Menú Buscar
El consejero de Políticas Digitales y Administraciones Públicas, Jordi Puigneró, que anunció en agosto que los funcionarios trabajarían en la Hispanidad / EFE

Los funcionarios catalanes ‘celebrarán’ el día de la Hispanidad

El departamento de Políticas Digitales y Administración Pública compensará con un día adicional de asuntos propios la festividad del 12 de octubre al caer en sábado

19.09.2019 00:00 h.
4 min

El anuncio del consejero de Políticas Digitales y Administraciones Públicas, Jordi Puigneró (JxCat), de que los funcionarios de la Generalitat podrán trabajar el 12 de octubre se ha quedado en humo por una decisión de su propio departamento. Todo el personal de la función pública catalana podrá disfrutar del descanso del día de la Hispanidad a pesar de que este caiga en sábado gracias a que esta jornada se compensará con un día adicional de asuntos propios.

Así se ha negociado en la mesa de concertación. Las demandas sindicales han llevado a que se publique una instrucción interna en que tanto los funcionarios como los interinos se benefician de estas vacaciones extra “de acuerdo con las equivalencias y los criterios de aplicación de los permisos por asuntos propios personales que corresponden al año 2019”, tal y como indica el documento de la Secretaría de Administración y Función Pública al que ha tenido acceso Crónica Global.

Jornada retribuida y no recuperable

La misma orden de la Generalitat deja claro que los trabajadores públicos podrán disfrutar del descanso “sin justificación” y que este día de la Hispanidad en diferido será “retribuido y no recuperable”. Su “autorización estará sujeta a las necesidades de servicio”. Es decir, el personal de servicios de emergencias como los Bomberos, los Mossos d’Esquadra o los profesionales médicos, entre otros, que deban trabajar el 12 de octubre porque así lo indican sus calendarios laborales propios recibirán la compensación que se establece en sus respectivas organizaciones.

Fuentes sindicales afirman que la compensación con días de asuntos propios de los festivos que caen en fin de semana es uno de los beneficios sociales que se han conseguido pactar con la Generalitat en los últimos años. El gran objetivo de los representantes de los trabajadores es recoger esta medida en los acuerdos laborales marco de la función pública catalana, aunque por el momento se conforman con negociar instrucciones individuales cuando llega un día con afectación.

Propaganda independentista

La mejora social se aplica de forma habitual y es extraño que desate un encontronazo entre los trabajadores públicos y el Gobierno, pero este 12 de octubre toma más relevancia que nunca por las declaraciones que ha hecho Puigneró a lo largo del verano. CCOO fue el primero en dar un toque al conseller al recordarle que cualquier cambio en el calendario laboral de Cataluña se debía negociar de forma previa en el Consejo de Relaciones Laborales, algo que también ha suscrito UGT.

Los sindicalistas enmarcan en la propaganda independentista el anuncio que hizo el político de JxCat. Indican que en todos los días que han pasado desde el anuncio hasta ahora nadie de la Generalitat ha elevado a la Mesa de la Función Pública ninguna propuesta para abordar la posibilidad de que el sábado 12 de octubre sea una jornada lectiva en Cataluña. De hecho, la instrucción de la consejería es que los trabajadores públicos celebren la Hispanidad.