Menú Buscar
Mikhail Fridman, el nuevo propietario de Dia

Fridman ajusta su plan en Dia: pagar 1.600 millones y exclusión bursátil

El inversor ruso hará efectiva este viernes la compra del 29% del grupo de supermercados y se verá si decide o no adelantar la OPA a la vista del capital adicional con el que ya cuente

15.10.2018 00:00 h.
7 min

El próximo viernes 19 de octubre está marcado en rojo por accionistas e inversores de Dia para saber cuánto capital de la cadena de supermercados tiene en su poder el magnate ruso Mikhail Fridman.

Es la fecha fijada por Letterone, el holding luxemburgués a través del que el inversor ruso vehicula su patrimonio, para ejercer la opción de compra sobre el 14% de Dia que le permitirá alcanzar el 29%. Y, en principio, todo debería quedar ahí.

Sorpresas no descartables

Pero no se descarta que pudiera haber alguna sorpresa, como la hubo en enero cuando, al ejercer entonces la opción para alcanzar el 10% de la cadena de supermercados, el holding controlado por Fridman comunicaba a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que, contaba ya con el 15%, al haber sumado 31 millones de acciones más en otras operaciones, realizadas al margen del acuerdo colateral firmado con Goldman Sachs.

Entonces, aquella maniobra no tuvo mayor trascendencia, más allá de que, en vez del 10%, Fridman ya controlaba el 15%. Ahora, la cosa cambia.

Mil y una cábalas sobre la OPA

La tenencia de un paquete de poco más de 6 millones de acciones --a un precio de apenas 12 millones de euros con la cotización actual-- supondría contar un 1% adicional, que llevaría a Letterone a superar el umbral del 30%, con la obligación de lanzar una OPA por el 100% de Dia.

A partir de aquí, empiezan las mil y una cábalas que se están haciendo los pequeños accionistas, que andan con la mosca tras la oreja y asistiendo atónitos a los movimientos que la pinza ‘Fridman-Goldman Sachs’ acomete desde hace tres meses para blindar la acción de Dia en 2 euros, con subidas y bajadas controladas en una horquilla de entre 1,85 y 2,2 euros.

Accionistas 'pillados'

Cotización esta última muy por debajo de los precios en que compraron los títulos un buen número de minoritarios y también algunos inversores institucionales. Es el caso de la gestora estadounidense LSV Investments, que no mueve un dedo en Dia desde que lo hiciera en mayo de 2017, dos meses antes del aterrizaje de Fridman. Entonces pagaba cerca de 95 millones por el 3% del grupo de supermercados, que ahora solo valen 37, con unas minusvalías latentes del 60%. El propio Fridman también estaría en pérdidas, pero no le importa

La situación de LSV Investments es similar, en cuanto a potenciales pérdidas se refiere, a la del fondo escocés Baillie Gifford, pero, sorprendentemente, y a pesar de esas supuestos minusvalías, en las últimas tres semanas se ha desprendido de algo más de la mitad del 10% del capital de Dia con que contaba.

Pacto ajeno al mercado

Una operación a todas luces incongruente que solo puede obedecer a la existencia de un pacto con Fridman ajeno al mercado, sustanciado mediante una compensación y articulado a través del reparto de ese 5% vendido por Baillie entre sociedades, distintas a Letterone, que, en ningún caso, superen el 3%, para de esta manera eludir la obligación de notificar el movimiento a la CNMV.

De dar por bueno que Fridman (con su 29%, el 1,8% que le sobra a Goldman Sachs una vez que traspase las acciones al magnate ruso, y el 5% de Baillie), alcanzaría ya el 35% ‘de facto’ de Dia. Y descontando el 1,65% de la autocartera y el 31% de ‘free float' --títulos disponibles para su compra--, quedaría un 32% del capital en manos de accionistas, con algo más de la mitad prestando a inversores bajistas, que han empezado poco a poco a deshacer las posiciones a corto.

Desconocimiento de los titulares del 14% de Dia

Un 32% del que solo se conoce la identidad de los accionistas que poseen el 18%. Del 14% restante nada se sabe. Y ahí podría estar ya situado el propio Fridman a través de sociedades con participaciones inferiores al 3%.

De ese 18% de accionistas con acciones a la vista figuran el fondo Baillie que, tras vender la mitad de lo que tenía, suma el 4,92%, los estadounidenses de LSV, con el 3%, Norges, el fondo soberano de Noruega, que prosigue con los bandazos y ahora acredita el 5,28%, y Société Générale, con el 4,88%.

Dia valía 3.734 millones hace 15 meses, hoy 1.182

Con este panorama, Fridman sigue echando cuentas, para ver cómo la compra de Dia le sale cada vez más barata. Y en esas está. Cuando llegó, en julio de 2017, la cadena valía 3.734 millones de euros. Ahora, quince meses después, capitaliza tan solo por 1.182 millones, con la acción por debajo de 1,9 euros al cierre de la pasada semana.

De momento, el magnate ruso ya ha desembolsado unos 460 millones por el 15% que realmente tiene en su poder. Mucho más barato le va a salir el 14% que hará efectivo esta semana. Unos 87 millones de acciones por los que desembolsará 175 millones. Serán pues unos 640 millones los que habrá pagado por atesorar el 29% de Dia.

Los 'tempos' controlados para lanzar la OPA

Con el 6% adicional que ya obrarían en su poder, con el traspaso del 1% de Goldman y del 5% de Baillie, habría que sumar otros 75 millones, para redondear unos 720 millones abonados por el 35%.

Descontada la autocartera, para llegar al 90% y poder lanzar una OPA de exclusión bursátil de Dia, le quedaría ofertar al resto de accionistas, tenedores del 55% del capital, un precio por sus acciones que, en función de cuándo decida realizar la oferta --antes o después de enero de 2019--, le saldría por un precio de entre 890 y 1.400 millones de euros. O sea, un total de 1.600 millones en un caso o de 2.300 en otro.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información