Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El empresario Mikhail Fridman / LETTERONE

Fridman deja el consejo de la propietaria de Dia para evitar sanciones

El empresario ruso es el principal accionista de LetterOne, fondo que controla la cadena de supermercados de origen español

3 min

El empresario ruso Mikhail Fridman ha abandonado el consejo de administración de LetterOne. Este fondo controla la cadena de supermercados Dia, con más del 77% del capital social en sus manos. El objetivo es evitar sanciones a la compañía como resultado de la guerra de Ucrania por parte de la Unión Europea (UE). 

Esta decisión ha llegado, según ha adelantado Vozpopuli, después de las sanciones impuestas este lunes a empresas de origen ruso en la UE. LetterOne, con sede en Luxemburgo, también ha registrado la salida de Petr Aven, que junto a Fridman, están considerados como parte de los oligargas próximos al Kremlin.

"Fuera de riesgo", unas horas antes

Fridman había asegurado, tan solo unas horas antes de tomar esta decisión, que la cadena de supermercados Dia estaba "fuera de riesgo", pese al paquete de sanciones que la UE había sido aprobado en contra de una serie de empresarios de origen ruso.

"Los activos en España están fuera de riesgo, en mi opinión", subrayó esta mañana Fridman en una rueda de prensa. El empresario ha evitado pronunciarse en contra del presidente ruso, Vladímir Putin, y de sus políticas debido al riesgo que ello entrañaría para sus compañías y empleados en Rusia. "Pero en España es un asunto completamente diferente. En España no tenemos ningún tipo de problema político, solo hacemos negocios con normalidad", apuntó.

Lista negra UE

Fridman, cuando a Aven, se podrían ver afectados por las sanciones de la comunidad europea, tras la inclusión en la lista negra de gran parte de los oligarcas proKremlin. Esta respuesta a la invasión de Ucrania podría afectar a LetterOne, por lo que el empresario ruso habría decidido abandonar el consejo del fondo.

No obstante, como ya adelantó el empresario ruso, los supermercados Dia no se verían afectados por las sanciones comunitarias. De hecho, la propia cadena comunicó al mercado que estas represalias económicas no dañarían a la empresa española ya que ninguno de los accionistas de LetterOne tiene el control de la sociedad. "Tenemos la gran aspiración de construir una gran empresa en España", sentenció Fridman tan solo unas horas antes de abandonar el consejo del fondo.