Menú Buscar
El ruso Mikhail Fridman, presidente de LetterOne / EFE

Fridman cede ante la banca y meterá otros 600 millones en Dia si hiciera falta

Inminente acuerdo de refinanciación tras conseguir los acreedores que Dia venda Max Descuento y Clarel por unos 175 millones y que, llegado el caso, en abril de 2019, amplíe capital

13.12.2018 00:00 h.
7 min

El anuncio de la cadena de supermercados Dia de que podría, en tres o cuatro meses, llevar a cabo una ampliación de capital de 600 millones de euros, que estaría asegurada por Morgan Stanley caso de no ser suscrita en su totalidad, ha dejado un tanto perplejos a analistas y pequeños accionistas.

Todos pensaban que el grupo de supermercados, controlado por el magnate ruso Mikhail Fridman con el 29% del capital, iba a ser mucho más explícito en el esperado hecho relevante, con la confirmación del acuerdo de refinanciación de la deuda que está negociando con sus acreedores o, incluso, con el cierre de la venta de Max Descuento, la filial 'cash & curry' del grupo que, como consejero delegado, dirige Antonio Coto. Pero no fue así. Y la incertidumbre se mantiene por todo lo alto.

Con ampliación, concurso descartado

“Lo único que parece descartarse con abrir la puerta a una ampliación es que Dia entre en concurso, una posibilidad que se había barajado en los últimos días ante el eventual cierre de las líneas de liquidez”, comentaba un analista a Crónica Global.

Con la ampliación puesta sobre la mesa, además de la dilución de los actuales accionistas --entre ellos, el propio Fridman, que acumula minusvalías latentes superiores a 500 millones sobre los 650 millones aportados--, se da por descontado que el magnate ruso acudiría a esa ampliación, poniendo al menos los 175 millones necesarios para mantener su actual 29%.

La OPA, en segundo plano, pero a precio de saldo

Aunque seguramente serán más en el caso, más que probable, de que sobrepase ese umbral y se vea obligado a lanzar una OPA, a un precio de saldo, lo que llevaba persiguiendo desde que aterrizara en el capital de Dia en julio de 2017.

A partir de aquí, elucubraciones y más elucubraciones sobre el futuro de la compañía, que, a la vista el comunicado remitido por Dia, pasa --mucho antes de acometer esa posible ampliación-- por alcanzar un acuerdo de refinanciación de la deuda que está en marcha con los acreedores. “Se espera cerrar próximamente”, apuntaba el grupo de distribución en la nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Unos 175 millones por Max Descuento y Clarel

El cierre de este acuerdo con los bancos acreedores vendría a avalar el plan estratégico elaborado por Dia ya conocido por las entidades financieras, cuyos ejes básicos de actuación pasarían, de manera inmediata, por hacer caja con la venta de Max Descuento y la cadena de cosméticos Clarel y la obtención de unos 175 millones de euros.

Dinero insuficiente para que los bancos se den por satisfechos, para cubrir las garantías sobre los dos créditos sindicados vigentes, por un total de 525 millones de euros, además de pólizas y acuerdos bilaterales, que suman otros 350 millones prestados a la cadena, pero que, unido al compromiso de ir a esa ampliación de capital por 600 millones, hará posible que las entidades financieras acreedoras, con el Banco Santander a la cabeza, dejen que Dia siga tirando de las líneas de liquidez abiertas para no parar la actividad.

La banca presiona, quiere más garantías

La presión de los bancos sobre Dia se había incrementado en las últimas semanas, a raíz del reconocimiento, a finales de octubre, de que el Ebitda en 2018 sería de 220 millones meno​s de los 569 que se habían previsto, y que, además, se habría detectado un impacto patrimonial negativo de casi 60 millones de euros por ajustes de la actividad en España.

Un cúmulo de circunstancias negativas a las que se unía el aumento significativo de la deuda financiera, de los 1.200 millones contabilizados al cierre de 2017 a los cerca de 1.600 millones que se prevé alcanzar en 2018, tras la gran cantidad de capital que han requerido las inversiones acometidas en España para reformar miles de locales, con el cambio de imagen requerido para la puesta en marcha de los ‘Dia & Go’, las nuevas tiendas que buscan atraer a un público más joven.

Todo esto ha hecho saltar por los aires las garantías que tenían los bancos sobre los más de 900 millones de euros prestados, por lo que se hacía necesario que Dia aportara más garantías para mantener las líneas de liquidez, ya que en tan solo dos meses, en febrero de 2019, vence un préstamo de 101 millones de euros.

Frenético fin de año

Con este panorama se avecina un frenético fin de año en Dia. En los próximas dos semanas se van a agolpar los acontecimientos. Además de la confirmación del acuerdo de refinanciación, se espera que el consejero delegado, Antonio Coto, ofrezca los resultados al cierre del tercer trimestre, que quedaron pendientes hasta no conocer con detalle el deterioro de los activos.

A partir de aquí, las ventas de Max Descuento y Clarel pueden quedar cerradas en cualquier momento. Antes, la del negocio de 'cash & curry', con las ofertas ya recibidas, que la de la cadena de cosmética, cuyo reconocimiento de desinversión, por parte de Dia, se producía este miércoles en el comunicado remitido a la CNMV que abría la puerta a la ampliación por 600 millones de euros.

Plan estratégico

Quedaría por conocer el detalle del plan estratégico que, a lo largo de 2018, en función de los acontecimientos acaecidos, se ha ido posponiendo en reiteradas ocasiones y modificando su contenido.

Ahora, todo apunta a que, una vez que los bancos acreedores ya han dado su visto bueno, la hoja de ruta de Dia sea presentada a corto plazo. Algunos analistas apuntan la posibilidad de que se haga coincidir con la presentación de resultados del cierre del ejercicio 2018, a mediados del próximo mes de febrero.