Menú Buscar
Imagen de la lavandería de Fresh Laundry ubicada en la calle de Sants / CG

Fresh Laundry apuesta por el negocio de las lavadoras transportables

La empresa catalana facturó 1,4 millones de euros en 2016 y cuenta con 47 tiendas en España

21.08.2017 08:53 h.
2 min

La empresa de lavanderías de autoservicio Fresh Laundry diversifica su actividad.

La compañía catalana ha entrado en el negocio de los módulos portátiles para crecer en lugares donde no se pueden instalar establecimientos físicos, como los aledaños de los centros comerciales, aparcamientos o festivales.

Por el momento, la cadena ha instalado tres de estos módulos en Cataluña y han creado la marca Fresh Box para comercializarlos. Se trata de unos bloques acristalados patentados por la empresa, del tamaño de un contenedor de carga y con capacidad para cinco lavadoras y tres secadoras.

Nuevas gestiones

Este tipo de módulos pueden incluir central de pagos, si están en zonas de clientes habituales, desde donde se pueden conseguir bonificaciones y tarjetas de fidelización.

Como recoge Expansión, Fresh Laundry ha apostado por este negocio como fórmulas para no depender de forma exclusiva de las tiendas físicas y poder llegar a un público diferente.

La cadena gestiona 47 centros de lavado, la mayor parte de ellos situados en municipios de Cataluña. También dispone de una tienda en Madrid, Valencia y Pamplona. La mayoría de ellos operan en condición de franquicia. El fundador de la compañía, el argentino Roberto Haboba, solo es propietario de cuatro establecimientos.

1,4 millones en 2016

La empresa se fundó en Barcelona en 2012 y quiere llegar a las sesenta lavanderías abiertas a finales de año e inaugurar un mínimo de veinte establecimientos más en 2018.

Fresh Laundry facturó el año pasado 1,4 millones de euros. Una cifra que casi dobla los 800.000 euros de 2015.