Menú Buscar
Pedro Ferrer y Andreas Brokemper, máximos dirigentes de Freixenet / CG

Freixenet 'limpia' 300 millones de deuda con la ayuda de Henkell

La empresa cavista catalana restructura sus obligaciones y se financiará mediante créditos internos a partir de enero de 2019

4 min

Freixenet ha comenzado a devolver a la banca 300 millones de deuda con la ayuda financiera de Henkell & Co, el grupo alemán que compró la mayoría de la cavista catalana en marzo. La integración de las dos empresas, que conllevará el cambio de nombre a Henkell Freixenet a partir del 1 de enero, ha permitido restructurar las obligaciones de la firma española. Elllo será posible gracias a la liquidez de la nueva matriz.

Según ha avanzado Expansión, Freixenet ha comenzado a limpiar deuda por valor de 300 millones de euros gracias a la financiación intragrupo prestada por Henkell. La multinacional alemana, conocida, por ejemplo, por producir el champagne Mumm o por ser la filial vinícola del conglomerado Dr.Oetker, copa el 50% del capital de la cavista desde el pasado 31 de julio. El resto de posiciones las mantienen el empresario José Ferrer Sala (42,5%), presidente de honor, y su sobrino y copresidente, José Luis Bonet, con un 7,5%.

Dos tercios de la deuda, fuera

Los planes de Freixenet pasan por cancelar dos tercios de las obligaciones bancarias, una cifra equivalente a 200 millones de euros. Ello se conseguirá con el apoyo financiero del nuevo accionista mayoritario. En paralelo, la compañía con sede en Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona) dejará de renovar líneas de crédito y préstamos bilaterales. La empresa no pedirá más fondos, y amortizará los créditos a medida que se acerquen las fechas de vencimiento.

Imagen de la entrada de la sede de Freixenet en Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona) / CG

Imagen de la entrada de la sede de Freixenet en Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona) / CG

El resto del pasivo de Freixenet, que totaliza una cifra cercana a los cien millones, se mantendrá, aunque se reestructurará mediante créditos nuevos. De un pool de 20 entidades financieras con las que trabajaba la cavista española hasta ahora, se pasará a tres o cuatro bancos. Figura en esta reducida lista Banco Santander, una compañía con quien el grupo mantiene una larga relación. De hecho, Pedro Ferrer, uno de los dos consejeros delegados de la productora de cava, es miembro del consejo asesor regional del banco en Cataluña.

Facturar 1.500 millones en siete años

Henkell & Co, que adquirió una posición mayoritaria en el capital de Freixenet en marzo de este año por 220 millones de euros, prevé que la integración con el grupo catalán permitirá llegar a los 1.500 millones de euros de facturación en 2025. La cifra supondría una alza frente a los 1.237 millones anotados en 2017. En siete años, la nueva Henkell Freixenet espera revalidar su posición de liderazgo en los vinos espumosos. Confía además la compañía aumentar la cuota de mercado del 8% al 10% hasta llegar a los 300 millones de botellas.

En el terreno de las marcas, la nueva alianza entre Henkell y la cavista potenciará tres marcas: Freixenet, Mionetto, el líder en prosecco, y Henkell. A este respecto, cabe recordar que la firma alemana declaró unas ventas de 702 millones de euros el pasado ejercicio, frente a los ingresos de 535 millones registrados por la compañía catalana. .