Menú Buscar

Solo 10.000 matriculados en FP dual, el instrumento para luchar contra el desempleo juvenil

La falta de entendimiento entre departamentos, un modelo de gobernanza sin los agentes sociales y la extrema burocracia limitan el desarrollo

07.12.2017 00:00 h.
4 min
Imagen de archivo del centro de aprendices de Seat, uno de los primeros en aplicar FP Dual en Cataluña / SEAT

La formación profesional dual (FP dual) ha encallado en Cataluña a pesar de que es una de las recetas para atajar el elevado paro juvenil, que en la encuesta de población activa (EPA) del tercer trimestre llegaba al 30,26% frente al 12,54% global. Los agentes sociales implicados señalan el alto nivel de inserción laboral de los titulados, que llega al 70% frente al 51% de la FP inicial, pero aseguran que los avances reales en implementar este modelo formativo han sido limitados en la última legislatura.

Un total de 10.007 alumnos se inscribieron en septiembre en alguno de los 114 títulos que incluye la oferta formativa de Cataluña. Se imparten en 229 centros homologados para implementar una formación teórica en aulas que se completará con prácticas en empresas y entidades en el mismo curso.

En el año anterior, las inscripciones alcanzaron las 8.022. La oferta era bastante similar: 109 títulos impartidos en 210 centros homologados; mientras que la cifra del curso 2015-16 fue de 5.075 alumnos repartidos entre 90 programas en 171 escuelas.

Falta de entendimiento en la Generalitat

Las fuentes consultadas reconocen el avance, pero indican que está lejos de las previsiones que se habían hecho para desarrollar el modelo. El principal problema que identifican es la falta de entendimiento entre las consejerías de Enseñanza y Trabajo.

Relatan que la coordinación entre los responsables de definir el programa educativo y de buscar a las empresas candidatas a acoger los alumnos ha estado marcada por la desconfianza que existía entre PDeCAT y ERC. Los dos partidos que conformaban JxSí y que se habían repartido los departamentos, con Meritxell Ruiz y Clara Ponsatí en el primero y Dolors Bassa como responsable de la política laboral.

Agentes sociales en la gobernanza

También se reconoce que esta carencia de un diálogo fluido entre consejerías llevó a cerrar la puerta a patronales y sindicatos en el sistema de gobernanza que rige la FP dual. Tanto estos agentes como las sociedades que colaboran con la Generalitat reclaman desde hace tiempo tener voz en la definición y gestión de los programas.

Los afectados señalan que diseñar una apuesta formativa que pase por una empresa no puede dejar de lado, precisamente, a los principales actores de las relaciones laborales. Que abordar la FP dual únicamente desde las perspectivas de los gestores de la educación primaria y secundaria deja cojo el modelo al desvirtuar, precisamente, su principal potencial.

Burocracia para las empresas

Asimismo, se denuncia la excesiva burocracia a la que deben hacer frente tanto los centros formativos como las empresas que quieren implementar el modelo. Una tramitación que consideran que supone un lastre en el desarrollo.

Los agentes sociales confían en que en la legislatura que empezará tras las elecciones del 21 de diciembre se superen los obstáculos de la principal herramienta para luchar contra el desempleo juvenil. Esperan que la renovación del real decreto que rige la FP dual represente un impulso al modelo en todo el país y que Cataluña no pierda el tren.

¿Quiere hacer un comentario?