Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen del Hotel Formentor de Barceló en Mallorca, que ha comprado Emin Capital para abrir un Four Seasons / CG

Barcelona pierde otro Four Seasons frente a Mallorca

Emin Capital compra el Hotel Formentor de Barceló por 165 millones de euros y lo transformará en un resort de la cadena que no pudo abrir en la Ciudad Condal

3 min

El tercer Four Seasons de España abrirá en Mallorca. La cadena canadiense ha elegido Mallorca para abrir su activo número tres en la península tras el veto que recibió en Barcelona durante el primer mandato de Ada Colau en Barcelona (2015-2019).

La hotelera de lujo aterrizará en la mayor de las islas Baleares gracias a un acuerdo de compraventa entre Barceló, expropietario del Hotel Fomentor, y Emin Capital, su nuevo dueño. El fondo de inversión andorrano ha pagado 165 millones por el icónico alojamiento de la enseña balear. Espera recuperar la inversión cediendo la gestión a Four Seasons, avanzó Expansión.

"Generador de riqueza"

En un comunicado, Barceló Hotel Group ha detallado que el establecimiento, construido en 1929 y en el que se han alojado numerosas estrellas, se someterá a una reforma integral que lo adecuará a los exigentes estándares de la cadena canadiense. La inversión se ejecutará en dos años, cuando el Formentor reabrirá transformado en el tercer Four Seasons de España tras el abierto en el Centro Canalejas de Madrid y otro proyectado en Marbella (Málaga).

"El nuevo proyecto tendrá en cuenta todos los aspectos medioambientales y paisajísticos que requiere un entorno tan sensible, y supondrá un gran impulso para el municipio como generador de riqueza y empleo, y promotor de un destino turístico extraordinario", ha subrayado Barceló.

Barcelona lo dejó escapar

El hotel de lujo de la firma canadiense abrirá puertas en Mallorca con el plácet del ayuntamiento de Pollença. En este municipio, el grupo hotelero sí ha encontrado acomodo de la administración local, algo que no halló en Barcelona, que vetó su apertura en 2016. Lo hizo el primer gobierno de la alcaldesa Ada Colau, que paró una carambola urbanística entre el fondo KKH, la cadena y entidades locales de la Ciudad Condal.

Y eso que el fondo de inversión de Josep Maria Farré contaba con un edificio singular para albergar el hotel de lujo: la Torre Deustche Bank, situada en la confluencia de la avenida Diagonal con el Paseo de Gracia, la milla de oro de Barcelona. Fue en vano. El Ejecutivo local de Colau dijo no y el proyecto encalló. Finalmente, Mandarin Oriental abrirá residencias de alto standing en el edificio, una inversión de mucha menos envergadura que el fallido hotel que proyectaba KKH.