Menú Buscar
Rafael del Pino, presidente de Ferrovial, busca la equidistancia en Reino Unido, poniéndose a cubierto por el Brexit, pero optando a los grandes contratos

El fondo TCI pone 160M€ en Ferrovial tras adjudicarse un túnel bajo el Támesis

El gestor británico deriva a la constructora parte de lo ingresado tras vender el 0,8% de Aena, donde invirtió 1.000 millones por el 11%, una inversión recuperada con dividendos y ventas del 3,5%

5 min

El fondo británico The Children Investment (TCI) ha entrado a lo grande en el capital de Ferrovial, la multinacional española de construcción de servicios presidida y controlada por Rafael del Pino.

Y lo ha hecho aportando 160 millones, a través de productos derivados a ejecutar a su vencimiento desde un vehículo en las Islas Caimán, para hacerse con el 1,027% del capital.

Megacontrato en Londres

Una apuesta que coincide con la adjudicación, por parte de la agencia británica Transport for London (TfL) --organismo local responsable de los sistemas de transportes de la capital británica--, de un megacontrato a Ferrovial valorado en 1.200 millones de euros para ejecutar una obra de calado.

Se trata de un doble túnel de 1,4 kilómetros bajo el río Támesis, al este de Londres, para cruzar las dos zonas separadas por el río, entre la península de Greenwich y la zona de Silverstone.

Reino Unido, para lo bueno y para lo malo

De esta manera, Ferrovial sigue teniendo en Gran Bretaña su principal punto de referencia. Para lo bueno y paro lo malo.

Desde allí han llegado algunas de las pésimas noticias de los últimos meses, desde la incertidumbre derivada del Brexit, que ha motivado el retroceso de la filial de Servicios, con la posibilidad de su venta total o parcial, o la provisión de 236 millones de euros por el litigio que tiene abierto sobre uno de sus mayores contratos de servicios en Reino Unido, el de rehabilitación y mantenimiento de infraestructuras de la ciudad de Birmingham.

Dividendos de Heathrow

Pero también positivas, como esos suculentos dividendos que, cada año, llegan a las arcas de Ferrovial procedentes del aeropuerto de Heathrow, donde el grupo español de construcción y servicios ostenta el 25% de la empresa gestora del aeródromo londinense.

O la adjudicación, ahora, del túnel bajo el Támesis, que resarce un tanto a la constructora dirigida por Del Pino de los recientes varapalos de su no contratación para contruir dos de las estaciones de la que será primera línea de Alta Velocidad del Reino Unido, el AVE entre Londres y Birmingham.

TCI llega a Ferrovial con el dinero fresco de Aena

En este incierto contexto de la actividad de Ferrovial en Gran Bretaña es en el que que el fondo TCI no ha dudado en invertir 160 millones de euros para hacerse con algo más del 1% del capital de la constructora española.

Lo hace semanas después de haber ingresado algo más de 190 millones por la venta del 0,8% de Aena, el gestor aeroportuario español presidido por Maurici Lucena y controlado al 51% por la entidad pública Enaire.

Negocio redondo: invierto 1.000 millones, me llevo 3.000

Un negocio, el de TCI en Aena, que no puede haber sido más lucrativo. Llegaba el fondo británico al gestor aeroportuario en febrero de 2015, con la privatización del 49% y salida a Bolsa, tras pagar 985 millones por el 11%.

Y hoy, cuatro años después, y tras la nueva desinversión, ya ha recuperado con creces esa inversión, tras ingresar más de 1.000 millones por la venta del 3,5% y cobrar más de 150 millones de dividendos. Y queda lo mejor. El 7,5% del capital que le resta a TCI en Aena capitaliza por 1.890 millones de euros.

Antes de su entrada en Ferrovial, el fondo británico fundado por Chris Hohn ha pasado por el accionariado de Enagás, Red Eléctrica, Abertis, Acciona o Abengoa, y su aportación de capital fue determinante para evitar la quiebra de la compañía andaluza de suministro de agua Giasha, y en lograr que Aqualia, la filial de agua de FCC, ganara varios contratos relevantes en un momento de gran dificultad financiera del grupo controlado por el empresario mexicano Carlos Slim.