Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Uno de los edificios adquiridos por Patrizia en Barcelona / CEDIDA

El fondo alemán Patrizia invierte 600 millones en el residencial de Barcelona

La gestora inmobiliaria adquiere 10 edificios de alto estánding en la capital a través de su vehículo europeo Living Cities

2 min

El fondo alemán Patrizia tira de chequera en Barcelona. La gestora inmobiliaria ha acordado invertir unos 600 millones de euros en una cartera residencial de alta calidad en la capital catalana. CBRE ha asesorado a Patrizia en la transacción.

La firma realizará esta operación a través de su fondo abierto de alcance europeo Living Cities. Una vez cerrada, la operación aumentará los activos bajo gestión de la compañía sumarán 16.000 millones de euros.

'Portfolio' en Barcelona

La cartera en Barcelona está integrada por 10 activos residenciales que combina edificios recién completados y otros que se entregarán durante el transcurso de este año, con servicios adicionales como gimnasios, coworkings, servicio de conserjería, áreas de descanso y piscinas. Estos inmuebles se sumarán a las compras realizadas en 2021 por el fondo --dos bloques enen Badalona y en Esplugues de Llobregat y otro proyecto de viviendas en Sant Joan Despí--.

"Barcelona, como todas las ciudades en las que invertimos, ofrece una rentabilidad estable y un crecimiento del capital a largo plazo. Pese a ello, la ciudad no está bien abastecida ni cuenta con suficientes proyectos build to rent atractivos", ha señalado Sebastian Dietert, fund manager de Living Cities.

Objetivos en 2022

Tras esta última inversión estratégica, Living Cities cuenta con alrededor de 1.500 millones de euros de capital y ambiciona alcanzar los 2.000 millones de equity en 2022. Este año el fondo ha generado sólidos retornos para sus clientes, que incluyen a fondos de pensiones y aseguradoras de diferentes economías europeas, de Medio Oriente y asiáticas. 

Otras adquisiciones recientes de Living Cities incluyen por ejemplo una gran cartera de residencias de estudiantes en Dinamarca y un edificio residencial en Irlanda, con un total de alrededor de 1.500 unidades; un proyecto build to rent de 281 apartamentos en Reading, en Reino Unido; una torre residencial de 24 pisos en Helsinki (Finlandia); y un desarrollo residencial y un activo multi-family en Suecia.