Un fondo de las Caimán busca sacar tajada de la crisis de Parques Reunidos

Con la gestora de espacios de ocio en mínimos históricos desde su regreso a Bolsa en 2016, el estadounidense de origen hindú Mandeep Manku aumenta su presencia un 40%

El británico Richard Golding, presidente no ejecutivo de Parques Reunidos y, de manera provisional, consejero delegado
12.10.2018 00:00 h.
5 min

Tiempos convulsos los que atraviesa Parques Reunidos, la multinacional española gestora de parques de ocio, dos años y medio después de retornar a Bolsa tras una ausencia de doce años.

Se pensaba que este ejercicio iba a levantar definitivamente el vuelo, tanto a nivel de resultados como en el parqué. Pero, ni una cosa ni otra. Y su consejero delegado, Fernando Eiroa, ha pagado las consecuencias.

Fernando Eiroa ya es historia

El pasado 4 de octubre, tras escuchar las quejas de los accionistas en la junta y reconocer la empresa que su ejercicio fiscal (de octubre de 2017 a septiembre de 2018) iba a ser malo, con la imposibilidad de lograr los objetivos previstos, Eiroa cesaba de todos sus cargos en Parques Reunidos tras tres lustros en la empresa y habiendo sido el verdadero artífice del exitoso retorno a Bolsa del grupo en 2016.

El detonante de la salida de Eiroa --reemplazado, de manera provisional para ejercer las funciones ejecutivas, por el recién nombrado presidente Richard Golding-- estaba en el reconocimiento de que el Ebitda no iba a aumentar, como se había previsto, al 10%, sino que lo hará “con una tasa de crecimiento de un dígito simple, en su rango bajo”, inferior al 5%.

Gestión mejorable y clima adverso en temporada alta

Un varapalo en toda regla, achacado por la empresa a la gestión de Eiroa, “al haber identificado áreas de mejora en términos de impacto comercial, gestión de costes operativos y planificación de la inversión”, y también a causas ajenas a la gestión, como las condiciones climatológicas adversas, con la primavera más lluviosa en España desde 1965 y la ola de calor experimentada en el centro y norte de Europa, que contrarrestaban los buenos resultados experimentados durante la temporada baja.

Tampoco ayudaba a mantener la confianza en Eiroa el descalabro bursátil que viene sufriendo Parques Reunidos, que le ha llevado a cotizar esta semana en mínimos desde su regreso al parqué, con un retroceso en estos dos años y medio del 33%.

Caída bursátil del 33% desde 2016

Había irrumpido en su nueva andadura bursátil en un precio de 15,5 euros por acción y parecía que, en el verano de 2017, iba a levantar el vuelo de manera definitiva, cuando llegaba a cotizar cerca de 17 euros. Un espejismo. Desde entonces, los descensos no han parado hasta acumular un 33% desde abril 2016 con los 10,4 euros que marca ahora, dejando su valor de mercado en 843 millones de euros.

Situación crítica que está siendo aprovechada por algunos de los accionistas significativos para aumentar la posición en Parques Reunidos con nuevas inversiones, confiando en que la empresa remonte el vuelo y los planes de expansión logren materializarse.

Llega dinero desde el paraíso fiscal de las Islas Caimán

Es el caso del inversor estadounidense de origen hindú Mandeep Manku que, un día después de la salida de Eiroa, decidía aumentar su presencia en Parques Reunidos en casi un 40%. Lo hacía a través de uno de los vehículos inversores del fondo Coltrane, radicado en el paraíso fiscal de las Islas Caimán. Adquiría 2,42 millones de acciones, a través de instrumentos financieros a futuros, para superar el 8% del capital desde el anterior 6% que acreditaba ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

También decidían asumir mayor participación en la multinacional --que cuenta con 60 desarrollos en 14 países, que reciben anualmente 2 millones de visitantes-- tres fondos de inversión que aúnan su participación a través de una acción concertada (EQMC Europe, Mercer Investment y QMC III Iberia). Acumulan el 6,1% del capital, gestionado a través de Alantra, el banco de inversión español surgido hace dos años de la antigua N+1.

El núcleo duro no se inmuta

Al margen de estos movimientos, los grandes accionistas de Parques Reunidos se mantienen expectantes al devenir futuro de la empresa, asumiendo de momento minusvalías latentes en la inversión.

En esas están tanto los March, a través de su patrimonial Corporación Financiera Alba, como el grupo belga Brussels Lambert, con sus respectivos 20% en la multinacional gestora de parques de ocio.

 

¿Quiere hacer un comentario?