El fondo chino Orient Hontai Capital compra Mediapro

El vehículo se hace con el 53,5% del conglomerado audiovisual por 900 millones; Jaume Roures y Tatxo Benet, fundadores del grupo, retienen la gestión

Jaume Roures, fundador y hasta ahora accionista mayoritario de Mediapro / EFE
13.02.2018 13:23 h.
5 min

El fondo chino Orient Hontai Capital ha comprado Mediapro. El vehículo ha escriturado hoy martes, 13 de febrero, la adquisición por 900 millones de euros del 53,5% del conglomerado que fundaron Jaume Roures y Tatxo Benet, tras meses de negociaciones.

Segú ha avanzado El Confidencial, la formalización de la operación significa que los dos directivos retienen la gestión del grupo. Lo harán después de que que Orient Hontai se haga con la participación accionarial de Torreal (23,5%), Televisa (19%) y Gerard Romy (12%), otro de los fundadores de la enseña resultante de la fusión entre Mediapro y Globomedia.

La Liga en juego

Roures y Benet, además de atrincherarse al timón del grupo, retendrán el 24% de la compañía audiovisual. Otro 22,5% quedará en manos de la multinacional de la publicidad WPP. Serán los dos directivos, no obstante, los que pilotarán la estrategia de la enseña, que en los próximos meses se juega un hito importante en su estrategia corporativa: participar y ganar el concurso centralizado de los derechos televisivos de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) para las tres próximas temporadas: 2019-2020, 2020-2021 y 2021-2022.

Además de ello, Mediapro deberá lidiar con el reparto de los derechos audiovisuales de la Champions League en España, que su canal filial Bein Sports arañó de la UEFA para los tres próximos ejercicios en julio del año pasado, renovando una exclusividad que ya tenía desde 2015, y que tienen varios pretendientes.

Superan las trabas de Pekín

La colocación a Orient Hontai Capital de la mayoría del accionariado del conglomerado naciente de la alianza entre Mediapro y Globomedia en 2006 ha llegado a buen puerto tras meses de negociaciones, durante los cuales las dos partes han tenido que superar los obstáculos administrativos impuestos por el Gobierno chino.

Las conversaciones, según era público, llevaban en marcha desde verano de 2017, pero se restrasaron por la celebración en octubre del décimonoveno congreso del Partido Comunista Chino, primero, y por las propias trabas impuestas por el Ejecutivo del gigante asiático de empresas nacionales en firmas extranjeras, después.

Tres ganan

Escriturada hoy la compra, la operación se configura como un win win a tres partes. Por un lado, Jaume Roures y Tatxo Benet se asocian con unos nuevos compañeros de viaje que aseguran el suficiente músculo financiero para enjugar parte de la abultada deuda del grupo, que asciende a 2.481 millones, según avanzó 'El Español', y liquidez para participar en el concurso de derechos de La Liga. 

A su vez, Orient Hontai se hace con el control del fútbol español, el tercero más valioso del mundo, asegurándose que dos directivos con el know how necesario, los dos fundadores de Mediapro, no estrellan el barco contra las rocas, ya que el fondo carece de posiciones en este campo. Por su parte, Torreal --controlada por la familia Abelló--, Televisa --familia Azcárraga-- y Gerard Romy formalizan su deseo de desinvertir del grupo, una intención que venían manteniendo durante los últimos meses. 

¿Quién son?

Cabe recordar que Imagina, matriz de Mediapro --fundada en 1994--, facturó 1.536 millones en 2016, el último ejercicio presentado en el Registro Mercantil, un 1,7% más que el ejercicio anterior. Su resultado bruto de explotación (ebitda) alcanzó los 162 millones de euros, una alza desde los 130 millones anotados en 2015. El grupo, que tiene presencia en 70 países, admitió una deuda neta de 143 millones de euros, inferior a los 213 millones declarados un año atrás.

Orient Hontai Capital, por su parte, es el vehículo de inversión de Orient Security. Creada en 2014 y con sede en Pekín, tiene posiciones en sectores como el marketing móvil y el sector de la salud. Una desconocida en España, la última gran operación conocida de la firma fue la compra de la mayoría del capital del grupo de producción digital móvil AppLovin en 2016, que cazó por 1,4 billones de dólares (más de 1.100 millones de euros al cambio).

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información