Menú Buscar
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros / CG

Fomento volverá a licitar las autopistas rescatadas

El ministerio estudia si convoca concursos públicos individuales o si se agrupan varias infraestructuras para hacerlos más atractivos

4 min

El Ministerio de Fomento convocará un nuevo concurso público para las autopistas de peaje quebradas que rescatará. Íñigo de la Serna, titular del departamento, ha manifestado en un desayuno informativo en el Colegio de Ingenieros de Caminos de Madrid que descarta crear una nueva empresa pública que se encargue de su gestión.

El plan para pilotar la nueva licitación pública ya está en marcha. El Gobierno tiene pendiente definir qué departamento tomará en un primer momento la gestión de las vías y cómo cobra y gestiona los ingresos por peaje de las autopistas.

También estudia si el nuevo concurso público “sería individual para cada vía o se agruparían varias”, una opción que podría incrementar el atractivo de la operación.

Recurso ante la Audiencia de Madrid

De la Serna ha confirmado que el próximo 1 de julio el ministerio se quedará las dos primeras vías que entraron en liquidación en el marco de su concurso de acreedores. Se trata de las radiales R-3 y R-5 de Madrid.

La aprobación del plan está pendiente de la Audiencia Provincial de Madrid. El tribunal se debe pronunciar sobre los recursos que presentaron la empresa concesionaria de ambas vías, participada por ACS y Abertis, y el propio ministerio.

Renegociar la insolvencia

Se espera el fallo de forma inminente. Igual que ocurrió con la circunvalación de Alicante, la audiencia podría anular el plan de liquidación. El ministerio ganaría más tiempo en este escenario, ya que implica que la concesionaria se siente de nuevo con la banca acreedora para renegociar la insolvencia.

Fomento se juega asumir una factura de 5.000 millones de euros, el rescate de todas las autopistas que quebraron. Además de las dos anteriores, presentaron el concurso de acreedores las otras dos radiales de Madrid, la R-2 y la R-4; la vía que conecta Madrid y Toledo; la que lo hace entre las localidades de Ocaña y La Roda; la que va desde Cartagena hasta Vera, y la que une la capital con el aeropuerto de Barajas.

Más trafico en las vías

La banca y fondos que financiaron la promoción de estas infraestructuras no deberán asumir todo el fracaso de la concesión. El Estado debe hacer frente a la responsabilidad patrimonial de la administración (RPA).

Pero con la coyuntura actual, De la Serna no espera tomar el control de todas las vías. Incluso ha considerado que el impacto sobre el déficit público será “muy concreto y limitado, sobre todo en este año que es el más complicado”.

El incremento de tráfico por estas vías tras la mejora del cuadro macroeconómico de España despierta optimismo en el Gobierno.