Menú Buscar
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en una comparecencia ante los medios / EFE

Fomento presiona para llegar a un acuerdo sobre la estiba sin cambiar su última propuesta

El ministro De la Serna confía en que sindicatos y patronal cedan en la reunión de este martes

2 min

Íñigo de la Serna quiere un acuerdo exprés sobre la reforma de la estiba. El ministro de Fomento busca recuperarse del golpe de la semana pasada, cuando el Congreso rechazó el real decreto ley para reformar el sector. Es por esta razón que vuelve a la mesa de negociación junto a la patronal Anesco y los sindicatos. Estuvo ausente desde que presentó el texto de la reforma a ambas partes.

Tras dos años de conversaciones y casi dos meses de conflicto abierto, De la Serna confía ahora en llegar a un acuerdo este martes. Pretende hacerlo con la misma propuesta que presentó el miércoles pasado, justo antes de la derrota en el Congreso.

El documento incluye la subrogación del colectivo por parte de las empresas de estiba y prejubilaciones voluntarias con 50 años y un 70% de su salario actual. Los sindicatos, con la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar (CETM) al frente, ya rechazaron esta propuesta el miércoles, al considerar que no garantiza que todos los trabajadores podrán mantener su empleo.

El “mensaje” de la sociedad

De la Serna no solo ha presionado a las partes negociantes, sino que también ha dirigido unas palabras a los partidos que votaron no al decreto, PSOE, Unidos Podemos, ERC, el PDECat, Bildu, Coalición Canaria y Nueva Canarias --Ciudadanos se abstuvo--. Las sanciones europeas por el incumplimiento de la sentencia que obliga a terminar con el monopolio de la estiba son su principal argumento.

El titular de Fomento considera que tienen que escuchar el “mensaje” que considera que ha mandado la sociedad: “Hay una respuesta unánime de la sociedad que pide a los políticos que cumplan con su obligación para cumplir con Europa y evitar una multa”.