Menú Buscar
El director general de Agricultura, Pesca, Asuntos Sociales y Salud (LIFE) del Consejo europeo, Ángel Boixareu (2i), habla en Foment del Treball junto a Baldiri Ros (2d), Javier Santacruz (d) y Salvador Guillermo (i) / FT

Foment del Treball propone crear zonas con fiscalidad reducida para la agricultura

La patronal defiende que se deben buscar fórmulas para que el sector primario sea más competitivo e independiente de la PAC

23.05.2019 17:30 h.
4 min

Foment del Treball ha propuesto este jueves crear zonas económicas especiales con “fiscalidad reducida” con el objetivo de incentivar la actividad económica del sector primario. Promueven esta iniciativa en las localidades con riesgo de despoblación, los territorios de la llamada España vaciada.

Esta ha sido la principal conclusión de la jornada Retos del sector agrario y agroalimentario que la patronal ha organizado para debatir la política agraria común (PAC). A las puertas de la aprobación del presupuesto de la Unión Europea para el periodo 2021-2027, la comisión de agricultura de la organización empresarial apuesta por avanzar hacia un cambio de paradigma del modelo económico del sector primario que lo haga menos dependiente de las ayudas comunitarias. “La subvención directa para el campo perturba la oferta y la demanda, e infla los márgenes de los intermediarios y perjudicado a los productores”, ha manifestado el presidente de este ámbito de trabajo y del Instituto Agrícola Catalán, Baldriri Ros.

Papel del agua

El ejecutivo ha remarcado la necesidad de trabajar a favor de una agricultura orientada al mercado, respetuosa con el medio ambiente y con garantía de continuidad. Pone el acento en el “papel de la industria del agua para la consecución” de un desarrollo económico sostenible, ya que la “agricultura o es de regadío o no será”, ha sentenciado el ejecutivo.

Todo ello debe enfocarse a que la agricultura del país sea más competitiva, orientada al mercado, respetuosa con el medio ambiente y con garantías de continuidad. Todo ella, en un país en que el campo, que supone el 80% del territorio, sólo acoge el 7,3% de la población total.

Unión Europea

El director general de Agricultura, Pesca, Asuntos Sociales y Salud (LIFE) del Consejo europeo, Ángel Boixareu, también ha participado en la sesión. Su intervención se ha enfocado a defender los objetivos de la Agenda 2030 y la oportunidad que brinda la “economía circular” para fomentar el “potencial enrome que tiene la agricultura”, incluso para luchar contra el cambio climático.

Ha apostado por fomentar la bioeconomía y la biomasa, la reutilización del agua, incrementar la producción y el uso de fertilizantes orgánicos y disminuir el malbaratamiento de los residuos. Además de recordar que la UE se ha marcado como reto descarbonizar al 100% la economía.  

Regulación

Defender el capítulo de la regulación ha corrido a cargo del doctor en ciencias económicas especializado en el desarrollo rural y agricultura Javier Santacruz. El experto ha apostado por “salvaguardar los derechos de los propietarios, simplificar las tareas administrativas de los agricultores europeos y la complejidad legislativa”. Especialmente a la hora de firmar “contratos entre las partes”, además de promover una “verdadera integración de los mercados, ya que aún resulta muy complejo pasar de una provincia a otra”.

Santacruz ha advertido de que es necesario movilizar al sector para presentar propuestas ante los cambios inminentes que se esperan en el territorio comunitario.