Menú Buscar
Joaquim Gay de Montellà (i), presidente de Foment del Treball, y Antoni Abad (d), líder de Cecot, junto a la sede central de Foment del Treball de Barcelona / FOTOMONTAJE DE CG

Foment del Treball planea su divorcio con Cecot en 2017

La gran patronal catalana busca la fórmula para romper con la organización de Terrassa presidida por Antoni Abad sin hacer ni sangre ni demasiado ruido

3 min

Cecot no continuará dentro de Foment del Treball. La distancia actual entre ambas organizaciones quedó manifiesta en la entrega de las medallas de honor y los premios Ferrer Salat de la gran patronal catalana. El encuentro, presidido por el rey Felipe VI, dio que hablar porque en él coincidieron, por primera vez en la legislatura, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. Era un evento que tenía morbo para el empresariado catalán, pero el gran ausente fue, precisamente, el patrono de Terrassa, Antoni Abad.

No hay forma de acercar posiciones. La organización egarense se saltó el compliance de Foment del Treball en octubre al llevar de nuevo a Barcelona su encuentro empresarial anual. El fondo del asunto está claro, pero el problema es que la gran patronal catalana aún no ha dado con la fórmula ideal para que el divorcio no se interprete como una fractura.

Eludir la polémica

La patronal presidida por Joaquim Gay de Montellà quiere evitar ser señalada como la entidad que ha expulsado a Cecot. Tampoco quiere hacer sangre con la segregación. Por ello, se han dado hasta principios del próximo ejercicio para trazar un plan que cumpla estas máximas, indican fuentes conocedoras del proceso.

Ya se han puesto manos a la obra. El punto de inflexión fue, precisamente, la entrega de las medallas de honor y los premios de la patronal. Un acto que, en el fondo, viene a ser el encuentro navideño del empresariado catalán.

Cecot, la patronal catalana más próxima al 'Govern'

Abad, mientras, intenta consolidar el papel de Cecot como la patronal catalana (no sólo de Terrassa) más próxima al Gobierno de la Generalitat. Izó la bandera independentista en su noche empresarial barcelonesa --con mayor presencia institucional catalana que la que se registró en Foment del Treball casi un mes después-- y mantiene su plan de expansión con un acercamiento a sus zonas de confluencia: Sabadell y Manresa.

También se ha postulado como candidato para presidir la próxima Cámara General de Cataluña, una institución que se debería crear cuando finalice la tramitación de la futura ley del sector. Con todo, la oposición frontal de éste al proyecto deja en el aire su futuro.