Menú Buscar
Turistas pasean por el Portal de l'Àngel de Barcelona / EFE

Foment del Treball pide paciencia e inversión para impulsar la economía catalana

La patronal recuerda que el dinamismo de Madrid es mayor que el de Barcelona y reclama que se promueva una “agenda económica y social”

06.06.2019 15:12 h.
5 min

La economía catalana requiere de más inversión y de algo de paciencia para recuperar su dinamismo histórico. La situación no es mala, tal y como ha recordado este jueves Foment del Treball en la presentación de su nuevo informe de coyuntura, pero reclama que se “dedique más tiempo y recursos a la agenda económica y social”, en palabras del secretario general adjunto y director de Economía de la patronal, Salvador Guillermo.

Hace extensiva esta demanda a la “sociedad civil, al Govern y al resto de Administraciones”. La organización empresarial recuerda que el crecimiento de Barcelona y su región metropolitana, la locomotora tradicional de la economía española, han perdido dinamismo frente a Madrid. Algo que justifica por el mayor impacto que ha sufrido la industria de la zona por la incertidumbre global y a la política intervencionista de Donald Trump. La Administración estadounidense ha puesto uno de sus focos en la automoción europea, uno de los principales sectores de actividad del territorio.

Fiscalidad competitiva

Esta realidad contrasta con la buena marcha del sector de servicios y la construcción de Madrid. Las previsiones de la gran patronal catalana pasan porque en España se mantenga su rara avis histórico de que exista una doble capitalidad económica del país, aunque insisten en esta “agenda económica y social” se debe poner en marcha sin mayor dilación.

Valentí Pich (i) y Salvador Guillermo (d), los responsables de estudios de Foment del Treball / CG
Valentí Pich (i) y Salvador Guillermo (d), los responsables de estudios de Foment del Treball / CG

Pasaría por “apuntalar los factores de competitividad” de la actividad local, según Guillermo. Empezarían por favorecer una “fiscalidad competitiva”, una mejora de los impuestos que deberían beneficiar tanto a las empresas como a los particulares, especialmente a las clases medias. Foment del Treball pone el acento en que este colectivo ha sufrido de forma destacada el envite de la crisis y que no se ha beneficiado de la recuperación.

Protección de las clases medias

“Es muy importante para el Estado del Bienestar”, ha apuntado el presidente de la comisión de Economía y Fiscalidad, Valentí Pich. Señala que el incremento de los precios de la vivienda, los costes de la educación y los de acceder a los servicios de salud han llevado a la situación actual. Además, “la globalización y la digitalización también llevan a que las clases medias tiendan a reducirse”.

La patronal apuesta porque esta agenda reformista que reclama pase por una mejora de la competitividad empresarial que también mejore la situación de este colectivo. Rechaza la idea de que el blindaje de las clases medias se sustente en las subvenciones públicas ante la irrupción, por ejemplo, de la Industria 4.0 que propiciará la desaparición de empleos. De hecho, ya critican que la mejora en la ocupación catalana se haya apoyado de forma destacada en la creación de empleos en el sector público.

Dimensión empresarial

Guillermo y Pich indican que una de las claves básicas para ser más competitivos y productivos es abordar el problema de la dimensión empresarial. “La crisis se llevó por delante un tercio de las empresas pequeñas y una cuarta parte de las medianas”, ha manifestado el secretario general de la patronal.

Defiende que son las grandes corporaciones las que pueden resistir mejor los envites de una desaceleración y que “posibilitan retribuciones mayores” gracias a sus economías de escala. Todo ello, en un entorno internacional en el que persistirán las incertidumbres económicas derivadas de los populismos, los proteccionismos y la incertidumbre que generan cuestiones como no saber cómo se resolverá el Brexit o el futuro de la Italia de Salvini.

Previsiones de PIB

La nota optimista de la patronal la aporta sus previsiones de avance del PIB, tanto español como catalán. Igual que el resto de previsiones, consideran muy probable que se mantenga al entorno del 2%, por encima de la media europea. Se trata de un buen dato que no debería empañar su reclamación, medidas concretas para mejorar el dinamismo de la economía catalana.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información