Menú Buscar
Joaquim Gay de Montellà, presidente de Foment del Treball, en una imagen de archivo frente a la asamblea de la patronal / CG

Foment del Treball insiste en el respeto a la ley para superar la crisis política catalana

La patronal catalana contrasta con la opinión del Círculo de Economía que pide un cambio normativo en el momento actual

3 min

Foment del Treball ha insistido este martes que la solución a la crisis política en la que está inmersa Cataluña pasa por una negociación que respete en todo momento los “principios de democracia y legalidad”. El posicionamiento de la gran patronal catalana contrasta con la última nota de opinión del Círculo de Economía. En ella, el lobby empresarial reclamaba construir una nueva legalidad para superar una situación que ha desembocado en parálisis institucional.

La institución presidida por Joaquim Gay de Montellà indica que su comisión jurídica que ha valorado de “forma muy positiva” el documento elaborado por el Círculo.

Reformas del Círculo

Aunque su aplauso se dirige a alabar la “posición en contra del fatalismo” del lobby empresarial y por proponer una “solución al problema catalán a través de reformas constitucionales y legales acordadas por las fuerzas políticas competentes”.

Unos cambios que, según el Círculo, deben iniciarse con un cambio en el modelo territorial con el blindaje de ciertas competencias. Acompañado todo ello por la revisión de la financiación y de los principales impuestos

Negociación con propuestas

Foment del Treball recuerda la posición pública que ya tomó a finales del pasado julio respecto al proyecto de ley del referéndum de autodeterminación. En ese momento, la patronal advertía de que una declaración unilateral de independencia supondría una “golpe de estado jurídico contrario al derecho interno e internacional, y un ejercicio de enorme irresponsabilidad política de consecuencias impredecibles”.

Reclamaba que el conflicto político en Cataluña se solucionaría mediante una negociación con “ofertas y voluntad de renuncia” de todas las partes. Concepto en el que insisten este martes.

La patronal considera que no son válidas las declaraciones de intenciones vacías de contenido real. Concluye que sólo con el “respeto de los principios propios de un estado democrático y de derecho” se garantiza la “cohesión, la libertad y el progreso de Cataluña”.