Menú Buscar
Joaquim Gay de Montellà, presidente de Foment del Treball en una imagen de archivo / FOMENT DEL TREBALL

Foment del Treball expulsa temporalmente a Cecot

Gay de Montellà deja la puerta abierta a la organización díscola de Terrassa a regresar a la patronal si así lo solicita a su sucesor en la presidencia

05.02.2018 20:44 h.
5 min

Cecot se queda desde este lunes fuera de Foment del Treball. La junta directiva de la gran patronal catalana ha decidido expulsar a la organización díscola de Terrassa por 26 votos a favor, 12 en contra y ocho abstenciones. Aunque la despedida será temporal. Tras un debate intenso, se ha decidido que la “suspensión de la condición de socio” se prolongará hasta los últimos meses del ejercicio en curso.

El presidente, Joaquim Gay de Montellà, deja la puerta abierta a que la organización liderada por Antoni Abad regrese a Foment del Treball cuando acabe su mandato. Será su sucesor el que se deberá pronunciar sobre la relación futura que quiera tener con la organización egarense.

Abad deberá solicitar la nueva alta

Eso sí, Abad tendrá que dar el primer paso tras las elecciones en la gran patronal catalana. Según los presentes en la sesión, se deja la puerta abierta a Cecot a recurrir al próximo presidente de Foment del Treball para solicitar que le dé de nuevo el alta como socio patronal.

Comentan que el resultado de la votación no ha sido plato de buen gusto para ninguno de los presentes. Es la primera ocasión en la historia de la patronal catalana que se decide expulsar a uno de sus miembros por los continuos encontronazos que se mantenían tanto con la cúpula de la organización catalana como con CEOE.

Ausencia de crítica

Discrepan con las explicaciones que ha ofrecido el patrón egarense en un encuentro tenso que casi ha durado cuatro horas. Cecot se ha ceñido exclusivamente a las cuestiones legales y formales que, según su departamento legal, justifica su continuidad en el seno de la institución empresarial catalana. En ningún momento ha hecho autocrítica, cuestión que los presentes indican que ha influido en la votación final.

Asimismo, señalan ausencias destacadas entre los que han defendido de forma más vehemente la necesidad de evitar la ruptura interna en la patronal. Entre ellas la de Joan Gaspart, que como presidente del comité ejecutivo de Turismo de Barcelona ha tenido que hacer frente a la crisis abierta por la dimisión del director de esta organización, Jordi William Carnes. Tampoco ha asistido a la sesión Josep Manuel Basáñez, que trabajó hace exactamente un año para evitar la expulsión de Cecot.

Ratificación en asamblea

Foment y la organización díscola de Terrassa firmaron las paces en ese momento, pero tan sólo meses después volvieron a distanciarse. El expediente de suspensión destaca que ha incumplido los estatutos de la patronal en el ámbito territorial, de competencias geográficas y que ha invadido funciones de la patronal. Cuestiones conocidas como la famosa carta que Abad remitió al ministro de Economía, Luis de Guindos, en la que le reprochaba el decreto para facilitar la movilidad de las sedes sociales en el momento álgido del procés.

Y es que Abad, a diferencia de Foment del Treball, siempre se ha mostrado favorable a las políticas emprendidas desde la Generalitat para avanzar hacia la independencia. Una proximidad con PDeCAT que viene de lejos y que ahora le sitúa de nuevo en las quinielas como posible consejero de algún ámbito económico en el próximo Gobierno catalán.

La asamblea de Foment del Treball deberá ratificar el acuerdo que se ha votado en la junta. El próximo encuentro de celebrará entre abril y mayo. Además de decidir sobre el futuro de Cecot, los socios de la patronal catalana deberán abrir en esa sesión el nuevo proceso electoral. Abad ha asegurado que se quiere presentar a los próximos comicios, algo que podrá hacer si vehicula su candidatura a través de la patronal del metal