Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de la comisión de economía y finanzas de Foment del Treball, Salvador Guillermo / TWITTER

Foment reclama "prudencia" en la negociación de los salarios para contener la inflación

La patronal se muestra favorable al incremento de los sueldos, pero advierte sobre el riesgo de encarecer aún más los precios

4 min

Un aumento notable de los salarios podría consolidar el repunte temporal de los precios desatado por el Covid-19. Foment del Treball ha lanzado esta advertencia en la presentación del último informe de coyuntura económica, a pocos meses de que arranque una nueva negociación entre el Gobierno y los agentes sociales para revisar los sueldos.

La patronal se muestra receptiva al diálogo social en materia salarial, como ha defendido en repetidas ocasiones el presidente de la organización, Josep Sánchez Llibre. El empresario ha destacado el alza de las retribuciones como un requisito imprescindible para dejar atrás el modelo de economía low cost.

Foment pide "prudencia"

Pero esta voluntad debe acompasarse, según la patronal, con la evolución macroeconómica de determinados indicadores. Por eso, el secretario general adjunto y director de Economía de la patronal, Salvador Guillermo, ha reclamado "prudencia" a la hora de acordar las subidas salariales.

"Sería contraproducente un aumento significativo de los salarios que se asociase al crecimiento de precios, que creemos que es temporal. La consolidación de aumentos de salarios respecto de los precios que tenemos ahora tendría un riesgo muy elevado", ha explicado Guillermo. El economista ha señalado que esta situación redundaría en un endurecimiento de la política monetaria, que a su vez frenaría la senda de crecimiento en los países desarrollados.

Ocupación pre-Covid

Para la patronal, la escalada inflacionaria responde a una crisis puntual de sobredemanda, que ha afectado a las cadenas de suministro y a la provisión de materias primas. Pero la entidad considera que estas tensiones son transitorias y se espera que, a medida que remita la pandemia, la actividad económica recupere su ritmo habitual.

De hecho, Foment ha destacado que algunos indicadores como el mercado de trabajo ya muestran niveles pre-Covid. Según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre de 2021, la ocupación en el conjunto de España subió en 359.300 personas respecto al trimestre anterior (sin incluir ERTE), llegando a los más de 20 millones de personas ocupadas. En los últimos 12 meses, el aumento de la ocupación fue de 854.100 personas, el 4,5% más que en el mismo periodo de 2020. Por otro lado, las exportaciones catalanas se han anotado una subida del 24,7% en el último trimestre del ejercicio, en clara consolidación del repunte registrado a mediados de año.

Ómicron enfría las previsiones

Por el contrario, el crecimiento del producto interior bruto (PIB) todavía tardará en retomar los dígitos anteriores a 2020. Así, la Comisión Europea prevé un aumento del PIB del 5% este año --frente al 6,3% previsto anteriormente para España--, del 4,3% en 2022 y del 2,5% en 2023.

Se trata de correcciones a la baja motivadas por el impacto de la variante ómicron que, sin embargo, no revertirán la senda de recuperación. "Tenemos una borrasca asociada con un ritmo más bajo de crecimiento por las restricciones de salud pública o la elevación del nivel de precios. Pero esta borrasca se prevé que sea temporal y que podamos avanzar en el proceso de recuperación, para lo cual es importante el proceso de vacunación a nivel mundial", ha concluido Guillermo.