Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre / EP

Foment reclama un plan nacional de 50.000 millones en ayudas directas para las empresas

La patronal exige medidas compensatorias el mismo día que la Generalitat endurece las restricciones para frenar el avance del Covid

3 min

Los empresarios catalanes lanzan un nuevo SOS. Foment del Treball ha reclamado este lunes que se articule "con la máxima urgencia" un programa de ayudas directas para el sector privado por un valor de 50.000 millones de euros en toda España.

La patronal defiende los estímulos para paliar los efectos económicos de las restricciones impuestas por los gobiernos autonómicos. Este mismo lunes, la Generalitat de Cataluña ha decretado el cierre petrimetral de todos los municipios durante diez días, así como una nueva batería de limitaciones en el comercio, el ocio y la cultura.

Confianza en la vacuna

En un comunicado, la organización ha recordado que "las medidas extraordinarias deben acompañarse siempre de ayudas compensatorias para no condenar al cierre a miles de medianas y pequeñas empresas".

El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, ha subrayado que "muchos sectores económicos se encuentran en una situación muy precaria y sólo pueden ya confiar en la eficiente y ágil administración de la vacuna a la población según los plazos previstos". El portavoz ha pedido que se aproveche el tiempo y se actúe con la máxima diligencia para no acumular más retrasos en el proceso.

Miedo a la tercera ola

Tras negarse a revisar las restricciones en pleno periodo navideño, el Govern ha anunciado por sorpresa un endurecimiento de las mismas para frenar la tercera ola del Covid-19. Este mismo lunes, el riesgo de rebrote ha superado la barrera psicológica de los 500 puntos tras sucesivos repuntes desde el pasado 23 de diciembre.

La Consejería de Salud teme que la pandemia se descontrole si no se aplica una terapia de shock de forma transitoria. "El virus no da tregua", ha reconocido la consejera de Salud Alba Vergés.

Varapalo para el comercio

El sector que saldrá más perjudicado por la cascada de limitaciones será el comercio. Tan solo los establecimientos con menos de 400 metros cuadrados podrán operar con normalidad, lo cual provocará la clausura de todos los centros comerciales. Además, durante los fines de semana solo podrán abrir aquellos negocios esenciales.

En cuanto a la restauración y la cultura, ambos colectivos mantendrán las medidas aprobadas con anterioridad. Además, se circunscribe la práctica deportiva al aire libre y se cierran los gimnasios para disminuir la propagación del virus. Por último, las escuelas e institutos retomarán la actividad lectiva el próximo 11 de enero tal y como estaba previsto.