Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Helena de Felipe y César Sánchez, presidenta y secretario general de Fepime, respectivamente / FOMENT

Foment reclama ayudas e incentivos a las fusiones para blindar las pymes

La patronal Fepime llama a impulsar a las microempresas con los fondos europeos ante el encarecimiento de la energía, la logística y las materias primas

3 min

Promover las fusiones empresariales y conceder ayudas e incentivos fiscales son las medidas que propone Fepime para ayudar a las pymes a salir de la crisis generada por la pandemia. La patronal, vinculada a Foment desde 2019, ha presentado hoy su Informe de la situación económica y laboral de la pyme catalana y ha recordado que las compañías más pequeñas son las que más han sufrido la crisis económica.

María Helena de Felipe, presidenta de Fepime, ha reclamado a las Administraciones “establecer medidas fiscales que faciliten la inversión en las pymes”, así como “desarrollar paquetes de ayudas que promuevan las fusiones de empresas”. Una medida que ha considerado necesaria para combatir la dificultad de las micropymes en cuanto a competitividad en comparación con las grandes, con el obstáculo añadido de la subida en la factura de la luz.

Las pymes, más vulnerables

Además, De Felipe ha planteado “generar medidas que promuevan la profesionalización en la gestión de las pymes” y “hacer efectivos los escalones reguladores” de las instituciones. La presidenta ha asegurado que estas cuatro propuestas impulsarían el crecimiento empresarial y ha destacado el trabajo de la patronal por “fortalecer  nuestro tejido empresarial y multiplicar las oportunidades de las empresas y las personas que las conforman”.

César Sánchez, secretario general de Foment, ha subrayado que “las empresas más pequeñas son las que se ven más afectadas por cualquier crisis”. “En este caso, por la Covid-19, vemos los mismo, las empresas de menos de diez trabajadores, todavía hoy, tienen un porcentaje de afectación más elevado que las de mayor tamaño”.

Problemas de desabastecimiento

Asimismo, el informe señala que una de cada tres empresas tienen problemas de abastecimiento por la crisis logística --43% en el caso de las microempresas-- y que en Cataluña hay 15.290 empresas que todavía tienen trabajadores en ERTE, la cifra más elevada de toda España. Para Sánchez, es importante tener en cuenta que “todavía tenemos este grueso de trabajadores que constan como afiliados, pero que no sabemos cómo puede evolucionar”.

El secretario general ha expresado también preocupación por la incertidumbre ante el encarecimiento del transporte, la energía y las materias primeras, y por el hecho de que la pandemia todavía no ha concluido, con repuntes significativos en varios países de Europa, lo que dificulta las previsiones económicas y empresariales. Un punto en el que ha coincidido De Felipe, que ha llamado a los gobernantes a aprovechar los fondos europeos “para impulsar la productividad y la competitividad de las pymes”.