Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Vistas de Barcelona desde las inmediaciones del puerto / FOMENT DEL TREBALL

Foment propone que el Govern elegido el 14F baje los impuestos

La patronal espera que el nuevo Ejecutivo autonómico traiga estabilidad y encarrile la recuperación de la economía

3 min

Foment del Treball ha propuesto que el Govern que salga de las urnas en las próximas elecciones del 14F revise la fiscalidad para volverla “más competitiva”. Esta medida supondría bajar el tipo marginal del IRPF que fija Cataluña, además de suprimir el Impuesto del Patrimonio o reducir la economía sumergida con un plan estratégico.

La patronal ha incluido estas propuestas en su petición a los partidos políticos para que tengan en cuenta las que considera que son las acciones prioritarias y las orientaciones estratégicas que deben tomarse desde la Generalitat. Una iniciativa que se lleva a cabo en cada convocatoria electoral para que el Ejecutivo elegido pueda incorporarlas a su plan de gobierno para la próxima legislatura.

Impulsar la industria

Foment también propone apostar por el sector industrial para que este llegue a pesar un 23% sobre la economía catalana en 2030. Un objetivo que se enmarca en una estrategia para poner en marcha la reindustrialización de Cataluña y la doble transición, es decir, verde y energética.

La batería de medidas también va orientada a revitalizar el comercio y el turismo, “los sectores más dinámicos de la economía catalana”. La patronal asegura que el programa es compartido y cuenta con peticiones de todo el empresariado catalán de cara a los próximos cuatro años.

Frenar la destrucción de empresas

La patronal ha destacado en su comunicado sobre el programa que en el momento de crisis actual es más necesario que nunca que el Govern “de estabilidad y apoyo a la recuperación económica del país”. “Nuestro futuro está en juego, el del país, el de muchas empresas y el de los trabajadores que las integran”, ha alertado la organización.

Foment ha insistido que “ante caídas del PIB nunca vistas”, la reacción por parte de las administraciones públicas “debe ser contundente e inmediata”. Para ello, la patronal defiende que el Govern diseñe una estrategia de salud pública que vaya de la mano con medidas económicas para “evitar la destrucción del tejido empresarial” y proteger el empleo.